Login / Registro

Mayo da un respiro y frena la subida del paro en Granada provocada por la crisis del COVID-19

02/06/2020. Por primera vez en lo que va de año, Granada ha conseguido reducir su cifra de desempleados. La crisis del coronavirus y la declaración del estado de alarma han trastocado por completo la evolución del mercado laboral granadino, que habitualmente arroja buenos datos en los meses de marzo y abril. En 2020, sin embargo, a las tradicionales subidas del paro de enero (+2.707 parados) y febrero (+741) se sumaron los preocupantes aumentos de marzo (+13.968) y abril (+4.076), provocados por la paralización de la actividad económica como consecuencia del COVID-19. Ahora, en mayo, la paulatina reactivación de la economía ha permitido que el paro se reduzca ligeramente: Granada ha registrado un descenso mensual del 0,21%, con 217 desempleados menos. La cifra total de parados en la provincia se sitúa, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en 100.977 personas.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, ha valorado positivamente que mayo haya puesto fin a la escalada del desempleo, pero indica que se trata de un descenso mínimo que apenas logra amortiguar las subidas de los dos meses anteriores. “La crisis del coronavirus provocó un aumento del paro de más de 18.000 personas en solo dos meses, una cifra que apenas se ha reducido un 1,2% con el descenso de mayo. Queda todavía mucho recorrido para conseguir revertir los efectos de la crisis del COVID-19 en nuestra economía”, ha constatado Vera.

El cambio de comportamiento laboral de mayo se debe a la evolución del sector de la construcción y, en menor medida, a la industria. La reactivación de las obras ha permitido sacar del paro a 1.014 personas, situándose la cifra total de parados de la construcción en 10.063. La industria también ha reducido su cifra de parados en 126 personas, dejando el total en 5.183. Sin embargo, ni la agricultura (+207) ni el sector servicios (+358) han contribuido a la caída del desempleo. “Esperamos que en junio, a medida que avancemos en el plan de reactivación y sectores clave como el comercio y la hostelería recuperen cierta normalidad, mejore la situación y consigamos volver a alejarnos de la barrera de los 100.000 parados”, ha indicado la secretaria general de la CGE.

En mayo, la caída del paro ha sido paralela a la creación de puestos de trabajo. La Seguridad Social ha recuperado en Granada 2.879 empleos, alcanzando los 319.971 afiliados medios, un 0,91% más. “Esto es una buena noticia, pero se trata de una mejora claramente insuficiente. En febrero, antes de que el COVID-19 cambiara nuestras vidas y nuestra economía, Granada registraba más de 338.000 afiliados. En los próximos meses tenemos que multiplicar el ritmo de creación de empleo, y para ello será necesario que las administraciones públicas apoyen a la empresa”.

Los datos de paro y afiliación de mayo confirman que la reactivación laboral no se está produciendo al mismo ritmo en Granada que en el conjunto de Andalucía. Mientras que en la provincia la caída del paro ha sido del 0,21%, en Andalucía ha sido muy superior, del 0,94%. Este desequilibrio también se produce en términos de afiliación: en Granada el aumento del número de afiliados ha sido del 0,91%, frente al 1,03% de Andalucía. Para la secretaria general de la CGE, “estos datos demuestran la importancia de que toda la comunidad autónoma recupere la normalidad al mismo ritmo”.

Granada supera de nuevo la barrera de los 100.000 parados por el impacto del COVID-19

05-05-2020. Los datos del paro registrado publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal confirman que el mercado laboral granadino acaba de cerrar el peor mes de abril de toda la serie histórica. El COVID-19 ha revertido la tendencia de un mes tradicionalmente bueno para la economía granadina. Tras el primer golpe de marzo, que fue todavía más intenso, Granada ha registrado una nueva subida del paro del 4,20% (4.076 personas más), que se traduce en una cifra total de 101.194 desempleados.

“Por primera vez en cuatro años hemos vuelto a superar la barrera de los 100.000 desempleados, de la que tanto esfuerzo y tiempo nos costó alejarnos”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera. Según los datos del SEPE, desde marzo de 2016 Granada se había situado por debajo de ese límite simbólico, que hoy vuelve a rebasar como consecuencia de la crisis del coronavirus y la paralización de la actividad económica. De hecho, la de abril de 2020 es la cifra de parados más alta desde octubre de 2015, cuando la provincia contabilizaba 103.015 desempleados.

“Este año Granada se ha quedado sin el impulso laboral que representa el inicio de la temporada alta turística, que suele provocar una bajada intensa del desempleo en el mes de abril”, indica Vera. En esta ocasión, sin embargo, el sector servicios ha experimentado un aumento de 3.289 desempleados (hasta un total de 67.303). Esta tendencia al alza ha sido secundada por todos los sectores, a excepción de la construcción, que ha sacado del desempleo a 199 granadinos (el total se queda en 11.077). La agricultura ha sumado en el último mes 396 parados (8.701 desempleados en total), y la industria contabiliza 283 parados más (5.309 en total).

El aumento del desempleo, además, coincide con una cifra alarmante de destrucción de puestos de trabajo, que ha sido todavía más aguda que la registrada en el mes de marzo. Según los datos de afiliación media a la Seguridad Social, Granada cuenta con 13.075 trabajadores en activo menos que en marzo, un mes en el que ya se redujo la afiliación en 8.298 personas. “El impacto del COVID-19 en la economía ha sido devastador. En solo dos meses se han destruido 21.373 empleos ante la imposibilidad de muchas empresas de mantener la actividad”, explica la secretaria general de la CGE.

Ante estos datos, la Confederación Granadina de Empresarios pide mayor implicación y sensibilidad por parte de las administraciones públicas para conseguir que la reactivación económica sea efectiva y consiga revertir estas cifras. “Tenemos que ser conscientes de que sin la empresa no conseguiremos volver a la senda del crecimiento económico. Las administraciones deben crear las condiciones para que los empresarios puedan adaptarse a la nueva realidad tras la crisis del coronavirus, porque solo así volveremos a crear empleo”.

La crisis del COVID-19 provoca un incremento histórico del paro en Granada

02-04-2020. Los datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social del mes de marzo reflejan los efectos devastadores que la crisis del COVID-19 está teniendo en la economía granadina. La declaración del estado de alarma y el confinamiento que comenzó a mediados de marzo paralizaron buena parte del tejido productivo de la provincia: miles de empresas tuvieron que cerrar sus puertas ante el avance del coronavirus, una situación inédita y sobrevenida que ha provocado un aumento histórico del desempleo. Granada cerró el mes de marzo con 97.118 parados, 13.968 más que en febrero. El incremento, del 16,8%, es el mayor registrado en la serie histórica del Servicio Público de Empleo Estatal, lo que demuestra que “nos enfrentamos a una realidad sin precedentes”.

Los datos de afiliación también reflejan las dificultades que están afrontando empresas y trabajadores. La Seguridad Social ha registrado una media de 330.167 afiliados en Granada, 8.928 menos que en el mes de febrero. La caída de la afiliación, del 2,45%, se aceleró a partir del 12 de marzo: la declaración del estado de alarma ha provocado que, hasta final de mes, la afiliación se haya reducido en la provincia un 6,43%.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, explica que en estas circunstancias es vital que las administraciones públicas, desde el Gobierno central hasta las entidades locales, pongan en marcha medidas eficaces y aplicables que ayuden a las empresas a salir adelante. “Los datos demuestran que las medidas extraordinarias articuladas hasta el momento no están calando en la economía real. Las empresas, particularmente las pymes y los autónomos, que son las que conforman la mayor parte del tejido productivo granadino, necesitan liquidez, necesitan certidumbre y necesitan seguridad jurídica para abordar esta crisis”, indica Vera.

En el terreno económico, los esfuerzos deben dirigirse a evitar que esta crisis se prolongue en el tiempo. “La única forma de asegurar que esta sea una situación temporal, que nuestra economía pueda recuperarse una vez que se restablezca la normalidad, es ayudando a la empresa”, explica la secretaria general de la CGE, que recuerda que la actividad se ha reducido a cero en casi todos los sectores.

En esa línea, la Confederación Granadina de Empresarios, junto a las Cámaras de Comercio de Granada y Motril y 32 organizaciones empresariales sectoriales y territoriales, han elaborado un documento que recoge las 29 medidas acuciantes que deben adoptar las entidades locales para asegurar la viabilidad de las empresas de la provincia. “Necesitamos que todas las administraciones hagan lo posible para apoyar a la empresa, porque solo así podremos recuperar el empleo que ha destruido esta crisis sin precedentes”.

La agricultura marca la evolución del empleo en febrero, que se salda con 741 parados más y una caída del 0,47% de la afiliación

03-03-2020. El arranque del año no está siendo positivo para el mercado de trabajo granadino. Tras el buen cierre del ejercicio 2019, la provincia vuelve a acumular dos meses consecutivos de crecimiento del paro. Granada ha sumado en febrero 741 nuevos desempleados, lo que eleva la cifra total de parados a 83.150 personas. Este incremento, del 0,90%, sitúa a Granada entre las provincias españolas más afectadas por el nuevo repunte del desempleo, solo por detrás de Jaén (+9,45%), Guadalajara (+2,97%), Córdoba (+2,26%), Valladolid (+1,33%) y Castellón (+1,23%).

Granada se aleja así de los datos registrados en Andalucía y España. En la comunidad, el paro apenas ha crecido un 0,08% (674 desempleados más), mientras que en el conjunto nacional febrero se ha saldado con un descenso del desempleo del 0,24% (7.806 desempleados menos). “Los datos reflejan la importancia de la agricultura en la economía granadina y su impacto en el mercado de trabajo”, indica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que explica que la evolución laboral de febrero está marcada por la finalización de campañas tan importantes como la de la aceituna.

Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, la agricultura ha sumado en febrero 803 nuevos desempleados, lo que eleva la cifra total de parados a 7.735. Aunque la industria, con 50 parados más, y el colectivo sin empleo anterior, con 257, también han contribuido al incremento general del desempleo, ha sido el sector primario el que ha marcado la diferencia. Construcción y servicios, por su parte, han conseguido reducir la cifra de desempleados en 131 y 238 personas, respectivamente.

La secretaria general de la CGE apunta que la evolución de febrero de 2020 sigue la tendencia de los años anteriores, en los que siempre se ha producido un incremento del desempleo. Con todo, Vera señala que “es necesario trabajar desde todos los ámbitos para fortalecer el tejido productivo granadino y minimizar los efectos negativos que tiene la finalización de las distintas campañas de contratación sectoriales”.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social también reflejan un descenso del número de trabajadores en activo. La provincia ha perdido 1.613 empleos respecto al mes de enero, lo que supone un descenso del 0,47% y rebaja la cifra total de afiliación a 338.464 personas. Granada se aleja de nuevo de los datos andaluces y nacionales, ya que en la comunidad autónoma la afiliación a la Seguridad Social ha crecido un 0,11%, y en España el incremento ha alcanzado el 0,45%. “Para los empresarios granadinos es muy frustrante comprobar que la provincia se queda descolgada de la evolución del resto del territorio”, ha indicado María Vera, que ha confiado en que la llegada de marzo consiga mejorar los indicadores laborales de Granada.

El fin de la temporada estival eleva el paro en 786 personas y destruye 1.777 empleos

El fin de la temporada estival llega con malas noticias para el mercado de trabajo granadino. La provincia ha cerrado el mes de agosto con 786 parados más, que elevan el número total de desempleados un 1,01%, hasta los 78.735. Además, Granada ha experimentado una elevada pérdida de puestos de trabajo, ya que el número de afiliados a la Seguridad Social se ha reducido en 1.777 personas (el total se queda en 334.251), lo que supone una caída del 0,53%.

El secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos, ha lamentado que “Granada vuelva a la senda de la destrucción de empleo”, rompiendo una racha de cinco meses de caída del paro. “Agosto suele ser un mes malo para el mercado laboral, en el que tradicionalmente aumenta el paro y se reduce la afiliación, pero eso no quita que los datos sean negativos para los empresarios granadinos”, admite Aribayos. “A lo largo de la primera mitad del año la provincia se ha ido alejando de la cifra de 80.000 parados, pero necesitamos que se mantenga el ritmo de caída del desempleo si queremos cerrar 2019, por fin, lejos de esa barrera simbólica”, explica el secretario general de la CGE.

Los malos datos del desempleo no son exclusivos de Granada. De hecho, aunque el incremento del paro de la provincia es algo superior al de Andalucía (del 0,76%), se sitúa por debajo de la media nacional, donde el número de parados ha crecido un 1,81%. En el ámbito de la comunidad autónoma, únicamente Huelva (-2,21%) y Cádiz (-0,41%) han logrado reducir el paro, mientras que Almería (+0,24%) es la única provincia donde el desempleo ha subido menos que en Granada. En el resto de provincias ha experimentado un incremento del paro superior al 1,01% granadino: en Málaga la subida ha sido del 1,04%; en Sevilla, del 1,37%; en Jaén, del 1,59%; y en Córdoba, del 2,43%.

Los datos del paro “están estrechamente vinculados a la destrucción de empleo de sectores clave como los servicios y la construcción, que no ha podido ser compensada (como sí ha ocurrido en Huelva y Cádiz) por la agricultura”. Aunque el campo ha sacado del paro a 313 trabajadores (el total de desempleados se queda en 7.435), el sector servicios ha dado por finalizada la temporada de verano con 795 parados más (51.001 en total), mientras que la caída de la actividad propia del mes de agosto ha elevado el paro tanto en la construcción (265 desempleados más, hasta los 8.311) como en la industria (101 parados más, lo que eleva la cifra global hasta los 4.183).

También son preocupantes los datos de afiliación a la Seguridad Social. La caída de 1.777 afiliados (-0,53%) que ha experimentado Granada en el mes de agosto es la más intensa que se ha registrado desde el pasado mes de enero, y empeora también los resultados de agosto del año pasado, cuando la afiliación cayó en 1.490 personas. En cualquier caso, los resultados se sitúan en la línea de los del resto del territorio: en Andalucía la afiliación se ha reducido un 0,51%, mientras que en España la caída ha sido bastante mayor, del 1,09%.

Granada registra en julio su quinto mes consecutivo de caída del desempleo

02-08-2019. Granada ha cerrado un buen mes de julio para el mercado de trabajo. El paro, que afecta a 77.949 granadinos, ha descendido en 772 personas (-0,98%); mientras que la Seguridad Social ha recuperado 788 afiliados (+0,24%), hasta alcanzar los 336.028. Después del varapalo que supuso la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año, los datos del paro registrado en julio por el Servicio Público de Empleo Estatal son mucho más positivos para Granada.

“Según la estadística, Granada acumula ya cinco meses de bajada del desempleo”, explica el secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), que señala además que Granada sale mucho mejor parada que el resto del territorio. “No es habitual, pero la caída del paro que ha registrado la provincia en julio es bastante mayor que la de Andalucía (-0,67%) y España (-0,14%)”. El aumento de la afiliación también es más intenso en Granada que en el conjunto nacional (+0,08%) y en la comunidad autónoma andaluza (-0,47%).

De hecho, según la serie estadística, la cifra de desempleo que se ha alcanzado este año es la más baja para un mes de julio desde 2009 (por entonces había 76.588 parados). En cuanto a la Seguridad Social, también se ha alcanzado la mayor cifra de afiliados para un mes de julio desde el año 2007 (343.483 afiliados).

El sector servicios es el principal protagonista de esta tendencia, al registrar un descenso de 533 parados, que dejan la cifra total de desempleo en 50.206 personas. También han contribuido a la caída del paro la agricultura (con 118 parados menos, hasta los 7.748), la industria (-61 parados, hasta los 4.082) y el colectivo sin empleo anterior (-122 parados). Solo la construcción ha contabilizado un aumento del número de parados en julio (62 más, hasta los 8.046).

Sin embargo, el secretario general de la CGE deja claro que, pese a estas buenas cifras laborales, Granada no es ajena a la desaceleración que se está experimentando en el conjunto nacional. La caída mensual del paro, del 0,98%, es mucho más contenida que la que registró en los meses anteriores a la llegada del verano; y aunque este descenso continúa alejando a Granada de la barrera de los 80.000 desempleados, es “insuficiente” para una provincia que sigue sufriendo casi el doble de desempleo que antes de la crisis (en julio de 2007, Granada apenas registraba 43.856 parados).

Granada cierra el segundo trimestre con 12.800 parados más y la quinta tasa de paro más alta de España

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) son “un mazazo” para la provincia de Granada. El mercado laboral ha superado de nuevo la barrera de los 100.000 parados, alcanzando los 104.800 desempleados en un trimestre, el segundo, que suele ser bueno para el sector turístico por la coincidencia de la Semana Santa y el comienzo de la temporada alta en la capital. “Después de un primer trimestre esperanzador, nos encontramos con una elevada subida del desempleo, del 13,9% (12.800 parados más); con una caída del número de ocupados (-0,21%); y con una tasa de paro que alcanza de nuevo el 24%”, ha explicado el secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos.

Según la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), el segundo trimestre de 2019 ha registrado la subida del paro más alta desde el año 2012. Durante los últimos siete ejercicios, el comportamiento del segundo trimestre respecto al primero ha sido bastante irregular (en 2014 y 2016 el paro subió, mientras que el resto de años el balance ha sido negativo), pero desde 2012 no se había contabilizado un incremento tan alarmante como el de este año. Es más, Granada es la cuarta provincia española donde más ha subido el paro en el segundo trimestre, solo por detrás de Soria (31,03%), Cuenca (19,42%) y Jaén (13,91%).

“La provincia de Granada, según los datos de la EPA en este segundo trimestre, ha tenido un importante aumento de la población activa. La provincia cuenta ahora con 436.500 personas en disposición y edad de trabajar, 12.000 más que en el primer trimestre. Todo ese incremento de la población activa se ha traducido en un incremento del paro” indica Aribayos.

De hecho, la ocupación también se ha reducido (331.800 trabajadores, 700 menos que el trimestre anterior) como consecuencia de la destrucción de empleo en un sector clave para Granada: la agricultura. El número de ocupados en el sector agrario se ha reducido un 26,6% (hasta los 28.100), una caída que no han podido compensar ni el sector servicios, que ha elevado la ocupación un 3,6% (249.800 trabajadores), ni la construcción, que ha impulsado el empleo un 8,06% (hasta los 26.800 ocupados).

Como suele ser habitual, la situación de Granada empeora si se compara con la del resto del territorio. España sigue en positivo y ha conseguido reducir la cifra de parados un 3,7%, mientras que en Andalucía el incremento del desempleo ha sido mucho menor que el de Granada, de un 0,7%. “La provincia ha registrado una tasa de paro del 24%, frente al 21,04% de Andalucía y el 14,02% de España. Esos diez puntos de diferencia con el conjunto del territorio nacional son devastadores”, ha asegurado el secretario general de la CGE, que ha lamentado que Granada vuelva a los primeros puestos del ranking nacional de provincias más afectadas por el desempleo. “Somos la quinta provincia española que soporta la mayor tasa de paro de España, la tercera si excluimos las ciudades autónomas de Melilla (26,21%) y Ceuta (24,61%). Solo Jaén (24,44%) y Cádiz (24,34%) nos superan”.

 

La CGE participa en los encuentros sectoriales organizados por la Junta de Andalucía para potenciar el binomio Formación-Empleo

18-07-2019. La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) participó el pasado 18 de julio en los encuentros sectoriales convocados por la Delegación de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía para potenciar el binomio Formación-Empleo.

El vicepresidente de la CGE, Melesio Peña, participó en la presentación de los encuentros, destacando la importancia de que el sistema educativo (tanto universitario como de FPE) se adapte a las necesidades de contratación reales de las empresas, que encuentran muchas dificultades para cubrir sus vacantes con profesionales cualificados.

El objetivo del encuentro de mesas sectoriales es recopilar toda la información necesaria para adaptar y actualizar al máximo los cursos de formación para el empleo a las oportunidades reales del mercado laboral. Para ello, la Delegación reunió en la Cámara de Comercio a un centenar de representantes de organizaciones empresariales, sindicatos, Universidad, centros de formación y de otros estamentos socioeconómicos y profesionales.

La delegada de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, y de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Virginia Fernández,  señaló durante la inauguración del encuentro que las conclusiones de las mesas sectoriales serán tenidas en cuenta para diseñar la próxima convocatoria de cursos de Formación Profesional para el Empleo. Además, destacó el carácter participativo de esta experiencia piloto, con la que se pretende provocar un cambio cultural y una apuesta por el trabajo colaborativo para conseguir los máximos niveles de eficacia en el área de la FPE.

Junio reduce el paro por cuarto mes consecutivo, pero Granada no consigue crear empleo ni crecer al ritmo nacional

02-07-2019. Granada ha cerrado el mes de junio con una nueva caída del desempleo, que sigue alejando al mercado laboral de la provincia de la barrera de los 80.000 parados. El tirón del sector servicios ha permitido al mercado laboral granadino reducir el paro en 785 personas, con lo que el total se queda al cierre del primer semestre del año en 78.721 personas. El secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos, asegura que los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal son positivos, pero que dejan una sensación agridulce puesto que el ritmo de caída del desempleo, del 0,99%, se ha reducido sensiblemente respecto a los meses anteriores.

Este comportamiento está relacionado con el hecho de que la caída del paro en el sector servicios ha sido menor que en los meses previos, lo que se une a la mínima bajada del paro en la industria (-31) y a las subidas en el sector de la construcción (+56) y, sobre todo, de la agricultura (+412).

“Evidentemente, desde la CGE tenemos que mostrar nuestra satisfacción por el hecho de que el paro haya vuelto a bajar en junio y que lo haya hecho por cuarto mes consecutivo, pero también tenemos que reconocer que nos habría gustado que la reducción fuera más intensa, en línea con lo que ha sucedido en el conjunto del territorio nacional”, ha indicado Luis Aribayos. Aunque Granada ha registrado una bajada del desempleo mayor que la de Andalucía (-0,42%) -únicamente Cádiz (-2,76%), Granada (-0,99%), Jaén (-0,98%) y Málaga (-3,30%) han reducido sus cifras de paro-, el dato provincial sigue quedándose muy lejos de la que ha experimentado España (-2,07%).

El secretario general de la CGE también ha lamentado que los datos de afiliación a la Seguridad Social no se correspondan con la buena evolución del desempleo. En el último mes, Granada ha perdido 1.080 afiliados (el total se queda en 335.239), una caída del 0,32% que también mejora los datos andaluces (donde la afiliación ha caído un 1,05%) pero que contrasta con la positiva evolución nacional, donde el número de afiliados se ha incrementado un 0,39% y ha alcanzado un nuevo máximo histórico al superar los 19,5 millones de altas en la Seguridad Social. “Necesitamos que baje el paro, por supuesto, pero lo fundamental para la salud de nuestro mercado laboral, lo que determina la buena marcha de nuestra economía, es que aumente la ocupación”, ha explicado Aribayos.

 

X