Login / Registro

La pandemia eleva un 28% la cifra de paro en Granada y destruye 8.528 empleos

05-01-2021. La crisis del coronavirus ha dejado en Granada los peores registros laborales de los últimos ocho años, rompiendo con la recuperación económica que la provincia inició en 2013 y que casi había logrado normalizar los niveles de paro y empleo previos a la recesión de 2008. Granada ha cerrado 2020 con 101.986 parados. En comparación con 2019, Granada tiene hoy 22.284 desempleados más, lo que supone un incremento interanual de un 27,96%.

“Las cifras del paro reflejan con crudeza la precaria situación de nuestra economía y nuestras empresas después de nueve meses conviviendo con el virus, los confinamientos y las restricciones de actividad”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que señala que ni siquiera los buenos datos de diciembre, marcados por las campañas agrarias y el periodo navideño, han conseguido salvar a Granada de un triste récord: “Cerramos el año con la cifra de paro más alta desde 2012 (por entonces el año se saldó con 108.185 parados), pero el incremento interanual es el más alto de toda la serie histórica. Estamos soportando unos niveles de desempleo que superan en casi un 28% los de 2019. Nunca antes nos habíamos enfrentando a un crecimiento del desempleo tan brusco e inesperado”, indica Vera.

La afiliación también rompe con ocho años de buenos datos interanuales. La Seguridad Social ha cerrado 2020 en Granada con una media de 334.640 afiliados, lo que supone la destrucción de 8.528 puestos de trabajo respecto a diciembre del año pasado (una caída de la afiliación del 2,48%). La provincia no registraba un descenso interanual tan elevado desde 2012.

La secretaria general de la CGE recuerda que los datos serían todavía peores de no ser por los ERTES, una herramienta útil que está ayudando a contener las cifras de paro. En la provincia había al cierre del año 3.672 expedientes activos, con 13.033 trabajadores afectados. “Las últimas restricciones mantienen al alza el número de empresas y trabajadores en ERTE, que se habían reducido significativamente hasta octubre”, apunta.

Los datos de Granada, que por sí solos ya son motivo de preocupación, empeoran al compararlos con los del resto del territorio. “Granada cierra el año con una situación más delicada que la de Andalucía y España. Los datos no son buenos en ningún caso, pero mientras Granada registra casi un 28% más de paro, en Andalucía el crecimiento es del 24,6% y en España, del 22,9%”, explica María Vera. La comparación es aún más clara en el caso de la afiliación: mientras que en Granada se ha destruido un 2,48% de empleo, Andalucía registra un 1,61% menos de afiliación y España, un 1,86% menos.

“Granada, que ha soportado un mayor nivel de restricciones que el resto de Andalucía y cuya economía depende en buena medida de los sectores más dañados por la crisis del coronavirus, necesita cuanto antes un plan extraordinario para salvar a la empresa”, ha asegurado María Vera, que ha instado a las administraciones a tomar ya decisiones eficaces que eviten la caída de miles de negocios. “La empresa necesita ayudas financieras y fiscales para salir adelante. Sin estas medidas, mucho nos tememos que 2021 estará marcado también por el cierre de empresas y la destrucción de empleo”.

La agricultura salva los indicadores laborales de noviembre, marcado por las tres semanas de cierre de Comercio y Hostelería

02/12/2020. Granada ha cerrado el mes de noviembre con un tímido descenso del paro del 0,22%. El inicio de importantes campañas agrarias como la de la aceituna ha logrado compensar los malos datos laborales del sector servicios, el más afectado por la paralización de la actividad decretada por la Junta de Andalucía el pasado 10 de noviembre. Con 103.561 desempleados, Granada rompe la tendencia de los tres últimos meses y logra reducir el paro en 228 personas.

Este balance positivo, que también queda reflejado en la afiliación a la Seguridad Social (850 trabajadores más, hasta alcanzar los 329.782), no esconde en cualquier caso los grandes problemas que afrontan la economía y las empresas granadinas, que se han visto muy afectadas por las tres semanas de cierre de la actividad no esencial.

“La agricultura ha ‘salvado’ los indicadores laborales de noviembre. Lo ha hecho en Granada y lo ha hecho también en otras provincias con gran peso del sector agrario como Almería (-4,03% de paro), Córdoba (-2,83%) y Jaén (-10,44%). Pero no podemos olvidar que el sector servicios ha sumado 836 nuevos parados, una cifra que nada tiene que ver con la de años anteriores. Comercio y Hostelería han permanecido cerrados buena parte de noviembre, un mes en el que muchas empresas comienzan a realizar contrataciones extraordinarias de cara al Black Friday y a la campaña de Navidad, y eso ha tenido un efecto directo en el empleo”, ha recordado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera.

La precaria situación de las empresas granadinas sí queda reflejada claramente en los datos de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. Según la información del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, los ERTES se han disparado respecto al mes de octubre. En la actualidad hay 3.137 empresas en ERTE y 11.625 trabajadores afectados. En octubre, estas cifras eran muy inferiores, con 2.501 empresas y 6.996 trabajadores incluidos en los ERTEs. “Es evidente que el cierre de la provincia ha tenido un efecto directo en el empleo. De hecho, Granada es la provincia andaluza donde más ERTEs se han registrado en el último mes. Aquí los afectados han aumentado un 66%, mientras que en el conjunto andaluz este crecimiento ha sido del 25%”, indica María Vera.

“Las empresas de Granada, sobre todo las de Comercio y Hostelería, necesitan cuanto antes el plan de rescate específico anunciado por la Junta de Andalucía, que esperamos que compense los graves daños provocados por las tres semanas de cierre. El tejido empresarial granadino está ya al límite. La reapertura desde el pasado lunes ha sido un balón de oxígeno para los sectores afectados, pero el sacrificio extraordinario que han hecho estas últimas tres semanas tiene que tener respuesta por parte de la administración”, ha señalado la secretaria general de la CGE.

Granada suma 7.200 desempleados y alcanza una tasa de paro del 25,94%, la tercera más alta de España

27-10-2020. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran que el mercado de trabajo granadino continúa herido de gravedad como consecuencia de la crisis del coronavirus. Granada ha cerrado el tercer trimestre del año, que suele ser uno de los mejores para el mercado de trabajo al coincidir con la temporada de verano, con una nueva subida del desempleo del 7,13% (7.200 parados). Este incremento deja a la provincia con un total de 108.100 desempleados y una tasa de paro del 25,94%, la tercera más alta de todo el país, por detrás de Jaén (27,44%) y Almería (26,55%).

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, indica que estos datos confirman la precaria situación que afrontan las empresas granadinas, particularmente afectadas por el desplome de la actividad turística, que se deja notar en mayor o menor medida en todos los sectores de actividad. “Volvemos a tener la tasa de paro más alta desde 2017 y volvemos a estar a la cola de Andalucía y España”, ha lamentado Vera, que recuerda que la pandemia ha mandado al paro a 28.800 granadinos, fruto de la caída en picado de la actividad y el cierre de empresas.

La Encuesta de Población Activa apunta que la desescalada del confinamiento (la EPA del segundo trimestre del año coincidió con los meses más duros del estado de alarma) ha provocado también un repunte de la ocupación del 3,3%, creando 9.900 puestos de trabajo y elevando la cifra total de ocupados hasta los 308.700. Este dato tiene mucho que ver con el aumento de la población activa, que ha sumado 17.100 personas (en total, son 416.800) respecto al segundo trimestre del año.

“La mejora de la ocupación es sin duda una buena noticia, pero también demuestra que el mercado de trabajo granadino no es capaz de absorber el aumento de la población activa. Por eso se han creado nuevos puestos de trabajo, pero también ha crecido el paro”, indica María Vera, que recuerda que aún tenemos 27.800 ocupados menos que en el primer trimestre del año.

La  secretaria general de la CGE asegura que los próximos meses, con el nuevo estado de alarma y las restricciones de movilidad, pueden ser “muy duros” para las empresas y los trabajadores. “Necesitamos ya nuevas medidas de apoyo que nos permitan adaptarnos a un otoño y a un invierno que sin duda serán muy complicados. Si no nos anticipamos a esta nueva ola con planes específicos para los sectores más perjudicados y medidas que aseguren la liquidez de las pymes, en unos meses estaremos hablando de despidos y cierres en lugar de ERTES”, señala María Vera.

La CGE reunirá de forma periódica a los gerentes de sus asociaciones miembro para coordinar las líneas de trabajo

01-10-2020. La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) ha puesto en marcha reuniones de coordinación con las organizaciones sectoriales y territoriales para establecer líneas de trabajo conjunto en defensa de las empresas de la provincia.

El primer encuentro, al que asistieron una quincena de gerentes de distintas organizaciones asociadas a la CGE, tuvo lugar el 30 de septiembre y fue coordinado por la secretaria general de la Confederación, María Vera.

El objetivo de esta iniciativa es poner en común el trabajo que se realiza desde las distintas organizaciones sectoriales y territorios, compartiendo buenas prácticas y experiencias. Además, las asociaciones podrán exponer también los problemas que afrontan y proponer soluciones conjuntas.

En este primer encuentro, los gerentes expusieron la situación de sus organizaciones empresariales, cuyo funcionamiento se está viendo marcado por el COVID-19; se dieron a conocer los nuevos servicios que ofrece la CGE; y se propusieron medidas para impulsar la digitalización de las asociaciones.

X