Login / Registro

La Semana Santa y el turismo tiran del empleo en abril y reducen el paro un 2,29%

Conclusiones

 -El efecto de la Semana Santa y del inicio de la temporada alta turística se ha dejado notar en los principales indicadores laborales: en abril, el paro registrado ha bajado un 2,29% y la afiliación ha aumentado un 0,66%.

-El paro se ha reducido en 1.812 personas (-2,29%), dejando el número total de desempleados en 77.457. Se trata del nivel de desempleo más bajo registrado en un mes de abril desde 2008.

-Todos los sectores contribuyen al descenso del desempleo, aunque la más notable es la caída del paro en el sector servicios (-1.097). También se ha reducido en agricultura (-167), industria (-92), construcción (-51) y en el colectivo sin empleo anterior (-405).

-Se observa una moderación del ritmo de caída del paro respecto al año pasado y a los ejercicios previos a la pandemia. En abril de 2022, el paro se redujo por encima del 3%.

-La afiliación, por su parte, ha crecido en 2.334 personas, elevando la cifra global, que sigue en máximos, a 358.115 trabajadores en activo.

 

Valoración

-La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) valora positivamente los datos laborales del mes de abril, que muestran la “fortaleza” del sector turístico, que ha sido capaz de recuperar la actividad después de los complicados años de la pandemia. “La Semana Santa marca el inicio de los mejores meses laborales para Granada”, explica la secretaria general de la CGE, Maria Vera, que recuerda que, desde 2010 y con la excepción de la pandemia, el paro siempre se ha reducido en la provincia en el cuarto mes del año”.

-Hay, sin embargo, dos datos que empañan esa valoración positiva, ya que reflejan dos realidades que preocupan mucho a los empresarios granadinos. Por un lado, la moderación de la caída del empleo respecto al año pasado y los ejercicios previos a la pandemia: “En abril de 2022 el desempleo se redujo por encima del 3%, y en 2019, 2018 y 2017 la caída también fue algo más intensa que la de este año”.

-“Esta moderación en la caída del desempleo puede tener que ver con la ralentización económica provocada por el alza de costes. De hecho, construcción y agricultura, sectores especialmente afectados por el incremento general de los costes (entre los que se encuentran no solo suministros, sino también salarios y cotizaciones), son los que más han moderado el descenso del paro”. La agricultura, ha pasado de registrar una caída de 513 parados en abril de 2022 a solo 167 este año; mientras que la construcción ha pasado de 286 parados menos a 51.

-Y, por otro, la persistente diferencia del comportamiento del mercado laboral granadino respecto al resto del territorio. “En Granada el paro ha bajado un 2,29%, y eso evidentemente es una buena noticia, pero no podemos perder de vista que en Andalucía el desempleo se ha reducido un 2,80% y en España, un 2,58%. En el caso de la creación de empleo, en la provincia ha aumentado un 0,66%, mientras que en Andalucía y España se duplica la tasa de crecimiento de la afiliación, con un 1,57% y un 1,17%, respectivamente. Nos preocupa que nos quedemos atrás incluso en uno de los mejores meses del calendario laboral granadino”.

Marzo rompe la tendencia y deja los primeros buenos datos laborales de 2023 con 1.655 parados menos y un 0,76% más de afiliación

Conclusiones

-El primer trimestre del año cierra con datos positivos para Granada, tanto en términos de paro como en afiliación a la Seguridad Social.

-Después de dos meses consecutivos de incremento del desempleo, marzo rompe la tendencia. El paro se ha reducido en 1.655 personas (-2,05%), hasta las 79.269. Es la cifra más baja desde diciembre de 2022 (77.658 parados).

-La clave de esta bajada es el comportamiento del sector servicios, que ha registrado un descenso de 1.249 parados (hasta los 52.282). También han reducido el paro en marzo la agricultura (-190 desempleados, hasta los 6.526); la construcción (-164, hasta los 7.386); y la industria (-126, hasta los 3.850). Solo en el colectivo sin empleo anterior ha registrado un aumento del paro (+74 personas, hasta las 9.225).

-La cifra de parados es la más baja registrada en un mes de marzo desde 2009. La comparación estadística más allá de 202 es complicada, ya que está distorsionada por la figura de los fijos discontinuos que introdujo la última Reforma Laboral.

-El paro se ha reducido en Granada al mismo ritmo que en Andalucía (-2,04%), superando la media nacional (-1,67%).

-En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, se ha incrementado un 0,76%, sumando 2.669 trabajadores en activo y superando los 355.781. También es la cifra más alta desde diciembre de 2022 (356.824).

-El comportamiento de Granada en términos de afiliación es peor que el de Andalucía y España. El aumento de los afiliados de Granada (+0,76%) es menor que el de Andalucía (+1,36%) y España (+1,02%).

 

 

Valoración

 -La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) valora positivamente que el esfuerzo que están haciendo las empresas de la provincia para mantener el empleo se vea reflejado en los datos de paro y afiliación de marzo, un mes tradicionalmente bueno para el mercado laboral granadino marcado por el comienzo de la temporada alta turística.

-Con todo, la secretaria general de la CGE, María Vera, pide “prudencia” ante unos datos que, siendo “positivos”, no reflejan de forma fiel la delicada situación que sufre todavía el tejido empresarial granadino. “Ante el incremento de la demanda, propio del mes de marzo, las empresas están haciendo todo lo posible para mantener actividad y plantillas, aunque eso suponga en muchos casos reducir aún más sus márgenes de rentabilidad”.

-Vera recuerda que “no está siendo un buen momento para la actividad empresarial”, lo que puede condicionar el comportamiento del mercado laboral más allá de mejoras coyunturales como la del mes de marzo. “Están siendo unos meses muy difíciles para las empresas. No solo por la escalada de costes, sino por la incertidumbre y la inseguridad jurídica en la que están desarrollando su actividad como consecuencia de los cambios normativos constantes, que en muchos casos ignoran la situación real de las empresa”.

Febrero confirma el mal arranque del año laboral en Granada: el paro sube un 0,93% y la afiliación vuelve a caer un 0,14%

Conclusiones

-Los principales indicadores laborales son negativos: sube el paro y baja la afiliación a la Seguridad social.

-El paro sube en Granada por segundo mes consecutivo. Después del incremento de enero (2.517 parados más), la provincia vuelve a sumar 749 parados (+0,93%) y supera de nuevo los 80.924. Mal arranque del año (en dos meses, 3.266 desempleados más).

-El factor determinante ha sido el comportamiento del colectivo sin empleo anterior (+514 parados). También sube el desempleo en agricultura (+168), servicios (+140) e industria (+53). Solo se libra construcción (-126 parados).

-La cifra de parados de este mes es la más baja registrada en febrero desde 2009. Pero esta estadística está condicionada por la Reforma Laboral y la figura de los fijos discontinuos, que hace difícil la comparación más allá de enero de 2022.

-En cuanto a la afiliación, se ha reducido en 502 personas (-0,14%), hasta los 353.112 afiliados.

-El comportamiento de Granada es peor que el de Andalucía y España, tanto en términos de paro como de afiliación. La subida del 0,93% del paro de Granada contrasta con el incremento del 0,20% andaluz y el 0,09% nacional. La afiliación ha caído en Granada un 0,14%, mientras que en Andalucía ha aumentado un 0,21% y en España, un 0,44%.

 

 

Valoración

 -La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) ve signos claros de estancamiento en el mercado laboral granadino, fruto no solo de la estacionalidad (fin de campañas agrarias como la del olivar), sino también de las dificultades que soportan las empresas y que están poniendo freno a la creación de empleo.

-La secretaria general de la CGE, María Vera, recuerda que “las empresas han estrenado 2023 con un nuevo incremento de cargas laborales, que se suma a la escalada de costes que vienen soportando desde hace más de un año y que está poniendo en riesgo no solo su capacidad para generar empleo, sino también su propia viabilidad”.

-Vera subraya que “sin empresa no hay empleo” y que solo un tejido empresarial fuerte puede garantizar la buena marcha del mercado laboral. “En estos momentos de incertidumbre, lo que necesita la empresa son medidas de apoyo que aseguren su supervivencia y que le permitan cumplir con su cometido. Pero, en lugar de eso, nos encontramos con decisiones unilaterales que no hacen más que obstaculizar la actividad empresarial”.

El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales analiza el ritmo de la negociación colectiva en Granada

17-02-2023. El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), órgano adscrito a la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, celebró ayer la comisión técnica de seguimiento de la negociación colectiva en Granada, que afronta este año la reactivación de convenios estratégicos para la provincia. El presidente del CARL, José Manuel Gómez, comenzó el encuentro repasando los principales desafíos a los que se enfrenta este año la negociación colectiva en la provincia, entre los que se encuentra propiciar el acercamiento de las partes y los acuerdos en los sectores del campo o la hostelería, que están en plenas conversaciones.

Gómez, que estuvo acompañado por el delegado territorial de Empleo, José Javier Martín Cañizares, recordó las líneas estratégicas de la Consejería de Empleo en esta materia como el ‘Plan de Apoyo a la Negociación Colectiva de Andalucía’.

En el encuentro también participaron la secretaria general de la CGE, María Vera; el presidente de la Comisión de Relaciones Laborales de la CGE, Valeriano Díaz; y los secretarios provinciales de UGT y CCOO, Juan Francisco Martín y Daniel Mesa.

Granada estrena 2023 con la mayor caída del empleo de los últimos 8 años

02/02/2023. Enero ha empezado con mal pie para el mercado de trabajo granadino. El primer mes del año ha dejado en Granada 2.517 parados más, hasta superar de nuevo los 80.175 desempleados. Este incremento, que se debe en buena medida al mal comportamiento del sector servicios tras la campaña navideña (+2.287 parados) y de la agricultura (+278), rompe con los tres meses en positivo con los que se cerró 2022.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, explica que “enero siempre es un mal mes para el mercado laboral” y que, de hecho, no hay en la serie estadística ni un solo enero en el que no haya subido el desempleo. Sin embargo, estos datos del primer mes de 2023 nos muestran elementos preocupantes para los empresarios granadinos.

El primero es que “la desaceleración laboral que está viviendo Granada es mucho más intensa que la de Andalucía y España”. En la provincia el paro ha aumentado un 3,24%, un porcentaje que supera con creces el crecimiento medio registrado en Andalucía (+2,89%) y España (+2,49%). “Continuamos estando a la cola y solo hay dos provincias andaluzas donde el paro haya crecido más que en Granada: Málaga (+3,29%) y Jaén (+5,24%).

El segundo dato preocupante, que dice mucho de la situación real de la economía y de las empresas, es el de la afiliación a la Seguridad Social. Enero se ha cerrado con una caída de 3.210 afiliados (-0,9%), reduciendo la cifra total de trabajadores en activo a 353.614 personas. “El dato de por sí es negativo, pero si lo comparamos con la serie histórica, es aún peor. La que se ha registrado en enero de 2023 es la mayor caída de afiliación mensual desde abril de 2020, cuando nuestro mercado de trabajo se vio más castigado por la pandemia”, explica Vera. Si solo se tienen en cuenta los meses de enero, hay que remontarse al año 2015 para encontrar una caída más acusada de la afiliación.

“Pero, más allá de la estadística, lo que más nos preocupa a los empresarios es la incertidumbre que continúa condicionando la actividad económica, y que no hace más que empeorar por las medidas unilaterales que se están adoptando y porque se sigue sin asumir que las empresas son las artífices del crecimiento económico y social”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios.

“En lugar de apoyar a quienes sostienen el empleo, nos encontramos con nuevas medidas que debilitan nuestro tejido empresarial y que hacen más difícil la supervivencia de la empresa”, indica Vera.

Agricultura y servicios tiran del empleo y reducen el paro un 1,06% en noviembre

El penúltimo mes del año ha dejado buenos datos laborales para Granada, que ha conseguido reducir el paro un 1,06% y ha elevado la afiliación un 0,30%, hasta alcanzar los 351.547 trabajadores en activo. Después de unos meses “muy complicados e irregulares”, la provincia vuelve a estar cerca de la barrera de los 80.000 desempleados (80.795).

“Noviembre es un mes tradicionalmente positivo para el empleo en Granada, ya que coincide con el inicio de campañas agrarias tan importantes como la del olivar, que tira mucho del empleo, y la precampaña navideña que comienza con el Black Friday y que requiere un refuerzo de plantillas en comercio y logística”, explica María Vera, secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios.

Agricultura y servicios son, de hecho, los dos sectores que más han contribuido al descenso del número de desempleados, con 451 y 490 parados menos, respectivamente. También ha caído el paro en industria (-89 personas) y construcción (-58), mientras que el colectivo sin empleo anterior ha sumado 224 desempleados.

Aunque los datos son positivos, la secretaria general de la CGE advierte de que se observa una ligera desaceleración tanto en la caída del paro como en la creación de empleo, cuyo ritmo de crecimiento es tres veces inferior al del mes pasado.

“Esperamos buenos datos en diciembre, que siempre es un mes favorable para el mercado laboral granadino, pero nos preocupa mucho lo que pueda pasar a partir de enero”, indica María Vera. “Porque, aunque los datos estadísticos sean buenos, aunque el esfuerzo que están haciendo los empresarios granadinos esté dando resultado, lo cierto es que la situación de la empresa no mejora”.

“La excepcional subida de los costes ha reducido al mínimo los márgenes de rentabilidad de las empresas, hasta el punto de poner en riesgo su viabilidad. Cada vez son más las empresas a las que no le salen las cuentas, y eso tarde o temprano tendrá sus consecuencias en el mercado de trabajo. Cuantas más dificultades tengan las empresas, más difícil será mantener los indicadores laborales en positivo”.

Un atípico mes de octubre saca del paro a 1.320 granadinos y eleva la afiliación un 0,95%

03-11-2022. El mercado laboral granadino ha cerrado un atípico mes de octubre con una caída del 1,59% del paro y un incremento de la afiliación del 0,95%. Después de un verano muy irregular y un cierre de temporada turística que se llevó por delante más de 2.500 empleos (1.051 en agosto y 1.405 en septiembre), el mes de octubre ha corregido parte de ese desajuste sacando del paro a 1.320 granadinos, lo que deja la cifra total de desempleados en 81.659 personas.

Los últimos datos laborales publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal “rompen con el comportamiento habitual del paro y la afiliación en el mes de octubre”, tradicionalmente negativo para el mercado de trabajo por el fin de la contratación vinculada a la campaña de verano. Así lo ha explicado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que señala que, al contrario de lo que suele suceder, en esta ocasión todos los sectores han contribuido a reducir las cifras del desempleo.

La agricultura y los servicios han sido los principales responsables del descenso del paro. “No es lo habitual, pero en esta ocasión el sector agrario ha cerrado octubre con 553 parados menos y el sector servicios ha registrado un descenso de 701 desempleados”. También han mejorado las cifras de la construcción (-140 parados) y la industria (-20 parados). Solo el colectivo sin empleo anterior se ha desmarcado de esta tendencia, con 111 desempleados más.

En cuanto a la afiliación, el incremento del 0,95% ha elevado la cifra total de ocupados a 350.498. “Estas cifras tienen mucho que ver con el comportamiento del empleo público” -tal y como muestran los datos de afiliación media por secciones de actividad, que reflejan un incremento de los afiliados en Educación de más de 3.300 personas-, “pero también con el esfuerzo que están haciendo las empresas para mantener la actividad y el empleo a pesar de las circunstancias”, apunta Vera.

“Nos preocupa mucho la brecha entre la evolución de la economía y la del empleo. En esta situación tan complicada, con los costes empresariales desbocados y una creciente incertidumbre, las empresas están intentando mantener sus plantillas a costa de su productividad y su rentabilidad”, explica la secretaria general de la CGE, que señala que ese esfuerzo tiene que verse compensado por la administración con ayudas eficaces que salvaguarden el tejido empresarial granadino.

Granada cierra el tercer trimestre del año con la tasa de paro más alta de todas las provincias españolas

27-10-2022. “El balance laboral del tercer trimestre del año no arroja buenas noticias para la situación de la economía y de las empresas de Granada”. Así lo ha asegurado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, tras analizar los datos de la Encuesta de Población Activa publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Granada ha cerrado la temporada de verano con más paro, menos ocupación y una tasa de desempleo que vuelve a situarla en el primer puesto del ranking provincial”, ha indicado Vera. La EPA indica que Granada cerró el tercer trimestre del año con 102.300 desempleados, 1.700 más (+1,7%) que el trimestre anterior. Es cierto que este incremento es bastante moderado en comparación con el que se registró en la provincia en el periodo abril-junio, que superó el 21%, pero aun así es muy preocupante.

Sobre todo, porque el aumento del desempleo ha elevado también, un trimestre más, la tasa de paro, que supera de nuevo el 22,5%. No solo supera en casi diez puntos la media nacional (del 12,67%), sino que convierte a Granada en la provincia con la tasa de desempleo más elevada de España, solo por detrás de la ciudad autónoma de Ceuta, que tiene una tasa del 30,82%.

“Nuestro mercado de trabajo está sufriendo un notable desgaste como consecuencia de la caída de la rentabilidad y la productividad de las empresas, amenazadas en los últimos meses por la escalada de costes y el alza de la presión fiscal”, ha indicado la secretaria general de la CGE, que apunta que, en este entorno, mantener el empleo es cada vez más difícil para las empresas.

Los datos de ocupación así lo demuestran. En el tercer trimestre, el número de ocupados se ha reducido en 1.500 personas, dejando la cifra total en 351.400 trabajadores. Este descenso se explica, sobre todo, por el comportamiento del sector servicios, que ha reducido en 4.400 el número de empleados, con un total de 287.100 (-1,5%). También ha caído de forma notable el empleo en la agricultura, con un descenso del 8% (-1.300 ocupados).

La industria y la construcción, sin embargo, han conseguido elevar el número de puestos de trabajo. En el caso de la industria, se han creado 1.600 empleos (+5,7%), mientras que la construcción ha aumentado un 14,9% la ocupación (+2.600). Sin embargo, estos crecimientos no han sido suficientes para compensar la caída de la ocupación en el sector primario y el terciario.

El mercado laboral de Granada afronta el otoño con 1.051 parados más

04-10-2022. Granada ha cerrado el mes de septiembre y, con ello, la temporada alta turística, con un aumento del paro del 1,28%. La provincia encara el nuevo curso con 82.979 parados, 1.051 más que el pasado mes de agosto. La afiliación, por su parte, se ha quedado prácticamente ‘congelada’ en 347.214 trabajadores, un 0,03% menos que el mes anterior.

La agricultura y la construcción, que han logrado rebajar la cifra de parados en 248 y 114 personas, respectivamente, son los únicos sectores que compensan el notable aumento del desempleo en los servicios (+994 parados), en el colectivo sin empleo anterior (+296) y en la industria (+123).

“Iniciamos el curso con malos datos laborales. Es cierto que esta es la tendencia habitual en el mes de septiembre, pero tenemos que recordar que este nuevo incremento del paro llega después de un verano muy irregular”, ha explicado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que ha recordado que el desempleo ya subió en junio y agosto (+257 y +1.405 personas) y que el mes de julio apenas logró reducir las cifras del paro (-215 desempleados).

“La temporada de verano no ha sido especialmente buena para nuestro mercado laboral, lo que nos deja en una posición de partida bastante delicada”, indica Vera. “Llevamos meses advirtiéndolo: nuestras empresas están al límite, y eso forzosamente se tiene que trasladar a los indicadores laborales”, señala la secretaria general de la CGE, que apunta que, según un reciente informe de CEPYME, los costes empresariales se han disparado un 24,4% en apenas un año.

Los márgenes de las empresas, sobre todo de las pymes y micropymes, son cada vez más estrechos, lo que limita su capacidad de contratación e inversión y, en algunos casos, pone en riesgo su solvencia. La CGE considera esencial que se tomen medidas que pongan el foco en la empresa y les ayuden a afrontar la escalada de costes empresariales y laborales, la inflación y el empeoramiento de las condiciones de crédito.

La Confederación Granadina de Empresarios traslada además su preocupación por la posición de la provincia, que se aleja de la de Andalucía y España. En Granada el paro ha subido un 1,28%, el doble que en España (+0,60%) y más que en la comunidad autónoma (+0,88%).

“La tendencia a largo plazo es todavía más alarmante, porque muestra de forma clara el estancamiento laboral y económico de Granada”. En el último año, Granada ha reducido el paro un 1,24%, mientras que en Andalucía ha caído un 2,69% y en España, un 9,7%.

Granada cierra agosto con un 1,74% más de paro y la destrucción de 2.871 empleos

02-09-2022. La incertidumbre económica, la escalada de la inflación y la difícil situación de las empresas están teniendo un impacto directo en el mercado laboral de Granada. La provincia ha cerrado el mes de agosto con unos indicadores laborales muy negativos: el paro ha sumado 1.405 parados (+1,74%), lo que deja la cifra total de desempleados en 81.928; mientras que la Seguridad Social ha perdido 2.781 afiliados (-0,79%), reduciendo el número global de trabajadores en activo a 347.308.

“Granada ha cerrado un verano y una temporada turística muy irregulares”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera. El sector servicios ha liderado el incremento del paro, con 1.102 desempleados más. También ha crecido en la industria (+95), la construcción (+245) y el colectivo sin empleo anterior (+213). Solo la agricultura, con 250 parados menos, ha visto caer el desempleo en el mes de agosto.

La secretaria general de la CGE apunta que, aunque agosto suele ser un mes negativo para el empleo por la finalización de los contratos extraordinarios de verano en el sector servicios, este año el incremento del paro ha sido “más intenso” que en los ejercicios previos a la pandemia.

Además, Granada ha experimentado el mayor descenso de la afiliación en un mes de agosto desde 2008. “Es habitual que, con el fin del periodo estival, caiga la afiliación, pero este año hemos registrado la mayor caída de empleo de los últimos catorce ejercicios”, apunta María Vera.

“Los indicadores laborales nos muestran que la economía se está ralentizando”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios. Es más, los datos publicados hoy “indican que el frenazo de la recuperación está siendo más notable en Granada que en el resto del territorio”. Mientras que en la provincia el paro ha subido un 1,74%, en Andalucía lo ha hecho un 1,31% y en España, un 1,40%.

“Nos preocupan mucho estos datos por lo que dicen de la situación actual de la economía y lo que anticipan para el otoño. Es previsible que en septiembre se produzca una importante contracción del consumo y de la actividad económica, en un contexto de por sí muy complicado para las empresas y para las pymes. No solo están trabajando con márgenes de rentabilidad mínimos, cuando no inexistentes. Además, siguen intentando sobrevivir a pesar de una política económica que no está teniendo en cuenta a las empresas”.

X