Login / Registro

Granada se sitúa en el primer puesto del ranking de inversión empresarial en Andalucía, aunque reduce un 3,4% la creación de sociedades mercantiles

13-06-2019. El tejido empresarial granadino ha incorporado a lo largo del primer trimestre del año 430 nuevas sociedades mercantiles. Después de un ejercicio de importantes incrementos en la puesta en marcha de iniciativas empresariales, la provincia ha estrenado 2019 con un descenso del 3,4% en la constitución de nuevas compañías. En términos absolutos, la diferencia no es muy relevante (en el primer trimestre de 2018 se constituyeron 445 empresas, 15 más que en el actual), pero sí es significativa porque rompe con la buena evolución registrada a lo largo del año pasado.

De hecho, Granada ha pasado de situarse en los primeros puestos de dinamismo empresarial durante todo 2018 a verse relegada al furgón de cola. Según los datos publicados por el Instituto de Estadística de Andalucía, en el conjunto de la comunidad autónoma se han creado 4.617 sociedades mercantiles a lo largo del primer trimestre del año, un 1,9% más que en el mismo periodo del año pasado. Este crecimiento está sustentado por los incrementos que se han contabilizado en las provincias de Cádiz (+14,9%), Sevilla (+11,3%) y Almería (+8,6%). Granada, sin embargo, se sitúa al otro lado de la tabla, junto a Huelva (-1,99%), Málaga (-3,24%), Córdoba (-9,03%) y Jaén (-16,1%).

“Tras los buenos resultados del año pasado, desde la CGE confiábamos en mantener el dinamismo necesario para seguir recuperando el músculo empresarial que se ha perdido durante la crisis”, explica el secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos. “Aunque el descenso que se ha registrado en el primer trimestre del año tiene mucho que ver con los importantes incrementos del año anterior (entre enero y marzo de 2018 se elevó la constitución de empresas un 5,2%), no podemos contentarnos”.

Además, el secretario general de la CGE señala que la particular situación que se ha vivido en el primer trimestre del año, marcado por la celebración de elecciones y la inestabilidad política e institucional, no genera el clima idóneo para la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales, que “requiere certidumbre y seguridad jurídica”. Por ello, confía en que “la evolución se corrija durante los próximos trimestres, de forma que Granada vuelva a la senda de crecimiento empresarial”.

Pese a todo, los datos del Instituto de Estadística de Andalucía dan un poderoso motivo para el optimismo. “La inversión empresarial, que está estrechamente vinculada con la dimensión de las nuevas compañías que se incorporan al tejido económico granadino, se ha disparado un 83,1%, y eso es una buena noticia”, indica Luis Aribayos. En el primer trimestre del año, el capital suscrito para la constitución de nuevas sociedades mercantiles ha superado los 33,4 millones de euros, frente a los 18,3 millones del mismo periodo del ejercicio pasado. “Prácticamente se ha duplicado la cifra de inversión empresarial, lo que nos lleva al primer puesto de Andalucía”.

De media, los empresarios granadinos han invertido 77.873 euros para la constitución de sus sociedades mercantiles. Esta cifra supera por mucho la media regional (41.989 euros) y arroja el mayor capital medio suscrito de toda Andalucía, dejando atrás los importes registrados en Córdoba (56.083 euros por compañía), Sevilla (52.163), Jaén (39.572), Cádiz (35.936), Huelva (35.043), Málaga (30.038) y Almería (16.582).

La creación de empresas, muy por debajo de las cifras récord de 2007

Las 430 empresas que se han constituido en el primer trimestre del año demuestran que la situación dista mucho de ser la de antes de que comenzara la crisis. Entre enero y marzo de 2007 se crearon en la provincia 1.037 nuevas compañías, lo que significa que, pese a la recuperación de la iniciativa empresarial que se está produciendo en los últimos ejercicios, Granada todavía no incorpora ni la mitad de las empresas que sumaba hace doce años. “El tejido empresarial granadino tiene que seguir creciendo, tanto en número como en tamaño”, explica el secretario general de la CGE, que recuerda que la buena ‘salud’ del empresariado es la que “garantiza que se siga creando empleo, riqueza y bienestar social” en la provincia.

Granada registra el mayor dinamismo empresarial de toda Andalucía tras elevar un 10,8% la creación de sociedades mercantiles

Pese a la buena evolución de los últimos años, Granada apenas constituye la mitad de empresas que antes de la crisis

La provincia registra una ratio de 1,72 nuevas sociedades mercantiles por cada mil habitantes, una cifra inferior a la media regional (1,91) y muy alejada de la de provincias como Málaga (3,29)

18-02-2019. Granada ha registrado en 2018 el mayor dinamismo empresarial de Andalucía. A lo largo del año se han constituido en la provincia 1.584 nuevas sociedades mercantiles, lo que supone un incremento del 10,8% respecto a 2017, cuando se pusieron en marcha 1.430 nuevos proyectos empresariales. Este ritmo de crecimiento es el más elevado de toda la comunidad autónoma y duplica la media regional, que se ha situado al cierre del año en un 4,5%. Por detrás quedan los incrementos registrados en Cádiz (8,4%), Sevilla (6,4%), Málaga (6,2%), Huelva (0,9%), Córdoba (0,8%) y Jaén (que se mantiene igual), así como el descenso que ha experimentado Almería (-9,6%).

El impulso que ha registrado la constitución de sociedades mercantiles a lo largo de 2018 tiene mucho que ver con el buen ritmo que se contabilizó durante la primera mitad del año y la positiva evolución del último trimestre, que ha corregido el ‘bache’ del periodo estival. Según los datos del Instituto de Estadística de Andalucía (IECA), durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, Granada ha asistido a la creación de 393 nuevas sociedades mercantiles, un 10,7% más que en el mismo periodo del año 2017, cuando se constituyeron 355 empresas.

El balance del conjunto de 2018 resulta, por tanto, muy positivo para la economía provincial. “Granada está recuperando su espíritu emprendedor, y lo está haciendo a un ritmo más intenso que el resto de Andalucía. Este hecho es especialmente significativo en una provincia aquejada todavía de una tasa de paro del 22,4%, porque no podemos olvidar que si queremos crear empleo y riqueza necesitamos más iniciativa privada; necesitamos más y mejores empresas”, explica el secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos.

Los datos de constitución de empresas de 2018 son los más positivos de la última década. Las 1.584 sociedades mercantiles que se han creado durante este último ejercicio suponen la cifra más elevada desde el año 2007, cuando se incorporaron al tejido empresarial de la provincia 3.211 nuevas empresas. “Este dato demuestra que, aunque Granada se está alejando de las cifras mínimas que se registraron durante los peores años de la crisis (en 2009 apenas se constituyeron 1.260 nuevas compañías), aún sigue lejos del dinamismo empresarial que tenía antes de que llegara la recesión”. Todavía hoy se constituyen en Granada la mitad de sociedades mercantiles que en el año 2007.

Granada todavía no es capaz de crear empresas al ritmo de antes de la crisis, como tampoco es capaz de incorporar nuevas compañías al nivel que lo hacen otras provincias como Málaga o Sevilla. “Granada parte de una situación de desventaja, con un déficit de infraestructuras y proyectos que condiciona la competitividad de sus empresas. Quienes estén pensando en iniciar una actividad empresarial en Granada parten de una situación de desventaja respecto a otras provincias andaluzas”, asegura el secretario general de la CGE. Esta situación se ve reflejada claramente en la ratio de empresas constituidas por habitante. Málaga, la líder indiscutible del ranking provincial, ha registrado a lo largo del año la creación de 3,29 sociedades mercantiles por cada mil habitantes, frente a las 1,75 de Granada, prácticamente la mitad. Sevilla y Almería, con 2,00 y 1,91 empresas creadas por cada mil habitantes, también superan la ratio granadina, que se sitúa por encima de las de Córdoba, Huelva, Cádiz y Jaén.

Inversión bajo mínimos

Los datos del Instituto de Estadística de Andalucía confirman también que la dimensión sigue siendo la gran asignatura pendiente del tejido empresarial granadino. Las cifras de inversión vinculadas con la constitución de sociedades mercantiles siguen a la baja, lo que indica que las que se están poniendo en marcha son fundamentalmente empresas de pequeño tamaño. El capital suscrito para la constitución de las 1.584 sociedades mercantiles que se han creado en 2018 apenas supera los 49,7 millones de euros, un 44,5% menos que en el año 2017, cuando se invirtieron 89,5 millones en la puesta en marcha de 1.430 nuevas compañías.

El capital medio invertido en cada una de las iniciativas empresariales se ha reducido a la mitad, pasando de los 62.623 euros por sociedad del año 2017 a los 31.383 euros de este último ejercicio. “El gran reto del tejido empresarial granadino sigue siendo ganar dimensión. Una empresa de mayor tamaño es más productiva, tiene más capacidad para afrontar dificultades y, por tanto, más posibilidades de supervivencia y éxito”, indica Luis Aribayos.

De hecho, una de las grandes preocupaciones de la Confederación Granadina de Empresarios es el elevado número de sociedades mercantiles disueltas a lo largo del año. De acuerdo con los datos del Instituto de Estadística de Andalucía, en 2018 se han disuelto 266 compañías, una cifra que representa un 16,8% sobre las nuevas sociedades mercantiles creadas. Aunque se trata de una cifra bastante más baja que la que se registró en 2007 (un 13,6% menos, ya que en aquel ejercicio se disolvieron 308 compañías), “sigue siendo un índice de disolución de empresas demasiado elevado para una provincia que lo que necesita es seguir recuperando su músculo empresarial”.

El tercer trimestre frena el ritmo de creación de empresas en Granada con un crecimiento mínimo del 1,3%

07/11/2018. Granada sigue incorporando savia nueva a su tejido empresarial. En el tercer trimestre del año, la provincia ha asistido a la constitución de 307 nuevas sociedades mercantiles, que se suman a las 884 que se crearon durante la primera mitad del año. El dato del periodo comprendido entre julio y septiembre, que arroja una media de cien nuevas compañías creadas al mes, es positivo y confirma la recuperación paulatina de la red de empresas de la provincia, pero muestra también un claro ‘frenazo’ en el ritmo de crecimiento.

La ralentización del dinamismo empresarial –que va en línea con la desaceleración que está sufriendo el mercado laboral- es evidente si se compara la evolución registrada este trimestre con la de los meses anteriores. Las 307 sociedades mercantiles que se han constituido en julio, agosto y septiembre apenas suponen un crecimiento del 1,32% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos publicados por el Instituto de Estadística de Andalucía. Este incremento interanual es muy inferior a los que se contabilizaron tanto en el primer trimestre de 2018 (con 445 empresas, el aumento fue del 5,20%) como, sobre todo, en el segundo trimestre (la creación de 439 sociedades mercantiles arrojó una espectacular subida del 25,8%).

El secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos, explica que, aunque es lógico que en el tercer trimestre del año se modere el número de empresas constituidas al coincidir con el periodo estival, el hecho de que el crecimiento interanual se haya frenado tanto es “un jarro de agua fría” que rompe la magnífica racha de la primera mitad del año, donde Granada ha liderado el ritmo de creación de empresas de Andalucía.

Esta moderación ha relegado a Granada en el ranking de las provincias andaluzas que más intensifican la creación de sociedades mercantiles. De la posición líder que alcanzó en los dos primeros trimestres, Granada ha pasado a un cuarto puesto, por detrás de Cádiz (+21,8%), Sevilla (+16,3%) y Almería (+10,4%). Tras Granada se encuentran, por ritmo de crecimiento, Málaga (+1,2%) y Jaén (que ha creado el mismo número de sociedades mercantiles que el año pasado); mientras que Córdoba (-9,7%) y Huelva (-13,2%) han visto caer la constitución de nuevas empresas. La provincia se aleja así de la media de crecimiento andaluz, que se ha situado en un 5,6%.

En cualquier caso, las 307 compañías creadas constituyen una buena cifra, sobre todo si se comparan con las de los años de la crisis, cuando difícilmente se superaba la barrera de las 300 sociedades mercantiles en el tercer trimestre del año. El secretario general de la CGE apunta, no obstante, que “Granada necesita acelerar el ritmo de recuperación de su tejido empresarial”, clave para que se intensifique la creación de puestos de trabajo y se reduzcan de forma significativa las cifras de paro, que sigue estando por encima de las 85.000 personas. “Todavía nos queda mucho terreno por recuperar”, indica Luis Aribayos, recordando que el número de empresas constituidas en el tercer trimestre de 2018 apenas representa un 41% de  las que se crearon en el año 2007 (cuando se alcanzaron las 750).

Caída de la inversión

La CGE muestra su preocupación por la caída de la inversión realizada para la puesta en marcha de las nuevas empresas. En el tercer trimestre del año, los emprendedores que han puesto en marcha su proyecto han suscrito un capital de 6.042.475 euros, mucho menos que en el mismo periodo del ejercicio pasado, cuando la inversión superó los 15,9 millones de euros. Esta caída del 62%, que puede explicarse por el pequeño tamaño de las nuevas empresas creadas, es todavía más evidente si se compara el capital medio suscrito para la creación de cada una de las sociedades mercantiles. De los 52.657 euros medios del tercer trimestre de 2017 se ha pasado a 19.682, una cifra que también es más baja que la media de los últimos años.

En comparación con el resto de provincias, Granada se sitúa en la parte baja de la tabla de inversión empresarial media. Jaén (8.465 euros de capital suscrito medio en el tercer trimestre) y Huelva (8.954 euros) están bastante por debajo de la provincia, mientras que Cádiz (19.480 euros medios) y Almería (20.205 euros) registran una media similar a la de Granada. La brecha se agranda al comparar los 19.682 euros medios de la provincia con los 27.438 euros de Sevilla, los 40.958 euros de Córdoba y, sobre todo, los 87.607 euros que han invertido de media los emprendedores de Málaga.

“Tenemos que elevar tanto la cifra de creación de empresas como la inversión, que al fin y al cabo está vinculada con la dimensión de las compañías”, explica Luis Aribayos, que recuerda que uno de los grandes problemas de la economía granadina (que puede extrapolarse a buena parte del territorio nacional) es el pequeño tamaño de sus empresas.

También es necesario reducir el número de empresas disueltas y extinguidas, que todavía “sigue siendo demasiado alto”. En el tercer trimestre del año, se han disuelto 44 compañías, una cifra muy similar a la del mismo periodo de 2017, cuando se disolvieron 43. En cuanto a las sociedades mercantiles extinguidas, el número crece de las 41 del año pasado a las 50 de este ejercicio. En conjunto, Granada ha perdido 94 compañías en el periodo estival, mientras que el año pasado se registraron 84 extinciones y disoluciones.

X