Login / Registro

Granada cierra el tercer trimestre del año con la tasa de paro más alta de todas las provincias españolas

27-10-2022. “El balance laboral del tercer trimestre del año no arroja buenas noticias para la situación de la economía y de las empresas de Granada”. Así lo ha asegurado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, tras analizar los datos de la Encuesta de Población Activa publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Granada ha cerrado la temporada de verano con más paro, menos ocupación y una tasa de desempleo que vuelve a situarla en el primer puesto del ranking provincial”, ha indicado Vera. La EPA indica que Granada cerró el tercer trimestre del año con 102.300 desempleados, 1.700 más (+1,7%) que el trimestre anterior. Es cierto que este incremento es bastante moderado en comparación con el que se registró en la provincia en el periodo abril-junio, que superó el 21%, pero aun así es muy preocupante.

Sobre todo, porque el aumento del desempleo ha elevado también, un trimestre más, la tasa de paro, que supera de nuevo el 22,5%. No solo supera en casi diez puntos la media nacional (del 12,67%), sino que convierte a Granada en la provincia con la tasa de desempleo más elevada de España, solo por detrás de la ciudad autónoma de Ceuta, que tiene una tasa del 30,82%.

“Nuestro mercado de trabajo está sufriendo un notable desgaste como consecuencia de la caída de la rentabilidad y la productividad de las empresas, amenazadas en los últimos meses por la escalada de costes y el alza de la presión fiscal”, ha indicado la secretaria general de la CGE, que apunta que, en este entorno, mantener el empleo es cada vez más difícil para las empresas.

Los datos de ocupación así lo demuestran. En el tercer trimestre, el número de ocupados se ha reducido en 1.500 personas, dejando la cifra total en 351.400 trabajadores. Este descenso se explica, sobre todo, por el comportamiento del sector servicios, que ha reducido en 4.400 el número de empleados, con un total de 287.100 (-1,5%). También ha caído de forma notable el empleo en la agricultura, con un descenso del 8% (-1.300 ocupados).

La industria y la construcción, sin embargo, han conseguido elevar el número de puestos de trabajo. En el caso de la industria, se han creado 1.600 empleos (+5,7%), mientras que la construcción ha aumentado un 14,9% la ocupación (+2.600). Sin embargo, estos crecimientos no han sido suficientes para compensar la caída de la ocupación en el sector primario y el terciario.

Granada, la provincia española con mayor tasa de paro tras registrar un incremento del 21% del desempleo

28-07-2022. “Los datos de la EPA del segundo trimestre del año son desoladores”. Así lo asegura la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que apunta que la información publicada hoy por el INE refleja la difícil situación económica de la provincia, lastrada por los últimos coletazos de la pandemia, la crisis energética e inflacionaria y el impacto de la guerra de Ucrania.

“No podemos hacer ninguna lectura positiva: el paro ha aumentado un 21%, superando de nuevo la barrera de los 100.000 desempleados; la ocupación ha descendido en 2.500 personas; y la tasa de paro ha vuelto a subir hasta el 22,18%”, explica Vera.

“Granada vuelve a ser la provincia con mayor tasa de paro de España”, indica la secretaria general de la CGE, que lamenta que el índice de población desempleada de Granada supere en casi diez puntos la media nacional, del 12,48%. Además, la provincia registra uno de los mayores aumentos trimestral del desempleo de toda España, solo superado por los de Huesca (+61,6%) y Lleida (48,7%).

“Estamos muy preocupados. El segundo trimestre del año suele ser mejor que el primero para el empleo, pero en esta ocasión todos los sectores han visto caer la ocupación excepto los servicios, que a pesar del inicio de la temporada alta en la capital solo han sumado 5.500 trabajadores en activo”, explica María Vera.

“Venimos avisando desde hace meses que la situación de nuestras empresas es muy delicada: la subida de los costes empresariales y de la inflación está reduciendo su rentabilidad al mínimo y están trabajando con una gran incertidumbre. Evidentemente, esto tiene un impacto directo en el empleo”, apunta María Vera, que reclama un apoyo decidido a la empresa como “única fórmula” para mejorar la salud del mercado laboral granadino y sacar a la provincia del furgón de cola del empleo.

La guerra en Ucrania y la escalada de costes empresariales frena la recuperación laboral en Granada

28-04-2022. La tormenta económica que, después de dos años de pandemia, ha desencadenado la guerra en Ucrania, la escalada de los costes empresariales, el paro del transporte y las tensiones inflacionistas se ha dejado notar en el mercado laboral granadino. Después de cerrar 2021 con una caída significativa del paro y récord de ocupación, Granada ha estrenado 2022 con datos que reflejan, aunque no en toda su magnitud, la complicada situación que atraviesan las empresas.

La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística apunta que, a lo largo del primer trimestre del año, Granada ha sido incapaz de crear empleo, con una cifra que se mantiene intacta en los 355.400 ocupados. Aunque el paro sí ha caído en 7.700 personas, reduciendo el total a 83.100 desempleados, este descenso no tiene nada que ver con nuevas oportunidades en el mercado laboral, sino con un descenso del 8,5% de la población activa, que ha reducido el número total de granadinos en edad y disposición de trabajar hasta los 438.500.

“Este primer trimestre del año ha sido muy difícil para las empresas y, por tanto, para el empleo. Justo cuando pensábamos que nos estábamos empezando a despedir de la crisis del coronavirus -aunque, evidentemente, no de sus consecuencias-, nos hemos topado con otra crisis sobrevenida que ha empeorado todas nuestras previsiones”, apunta la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera.

Los datos de la EPA indican que solo el sector servicios ha sido capaz de generar empleo (+4.100 empleados), pero no los suficientes para compensar el descenso de la ocupación en la agricultura (-2.500 personas), la construcción (-200) y la industria (-1.400). “Estos datos demuestran claramente que nuestro sistema productivo se está viendo muy afectado por esta nueva crisis. El empleo agrario, que siempre cierra el primer trimestre del año con buenos datos, ha reducido un 11,2% el número de ocupados. La construcción, que se vio obligada a paralizar obras por la falta de suministro, también ha reducido en 0,97% el número de ocupados. Y el desorbitado coste de la luz y la energía, sumado al paro del sector logístico que obligó a varias fábricas a parar la producción, se ha traducido en un descenso del empleo industrial del 4,6%”.

La secretaria general de la CGE indica que, aunque la tasa de paro se ha reducido al 18,95% (consecuencia de la caída de los activos), Granada sigue siendo una de las provincias con mayor porcentaje de población en situación de desempleo. “Nuestra tasa de paro es cinco puntos superior a la española, del 13,65%. Según la EPA, estamos entre los diez territorios con mayor tasa de paro, solo por detrás de Ceuta, Cádiz, Melilla, Las Palmas, Málaga, Santa Cruz de Tenerife y Cáceres”.

“Nos preocupan estos datos, pero, sobre todo, nos preocupa la realidad de las empresas, que muchas veces no se ve reflejada en las estadísticas. Están siendo momentos muy complicados, y no vemos que las medidas que se están tomando por parte de la administración sean suficientes para afrontar estas nuevas dificultades”, explica la secretaria general de la CGE. “Nos enfrentamos a momentos de gran incertidumbre que están pasando factura a las empresas y que ponen en riesgo el proceso de recuperación”.

El mercado laboral granadino cierra el segundo año de pandemia con 15.800 parados menos, pero sufre una de las tasas de paro más elevadas de España

27-01-2022. Los datos de la Encuesta de Población Activa indican que el mercado laboral granadino ha cerrado su segundo año de pandemia dejando atrás lo peor de la crisis. La provincia ha reducido el paro un 14,8% en el último año (15.800 personas menos), tras experimentar una caída especialmente intensa en el cuarto trimestre (-7.500), que ha dejado la cifra total de desempleados en 90.800 personas. El empleo, por su parte, ha crecido hasta los 355.400 ocupados (+32.900) respecto al cuarto trimestre de 2020, situándose incluso por encima de las cifras previas a la pandemia.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, asegura que los datos, que demuestran que la situación laboral ha mejorado sensiblemente en el último año, tienen que ser valorados con prudencia. “Después del catastrófico cierre de 2020, las cifras de paro y empleo de 2021 son una muy buena noticia. Pero, lamentablemente, estos datos no reflejan la realidad que están viviendo las empresas en su día a día”, indica Vera.

El tejido económico granadino está afrontando “una subida de los costes empresariales sin precedentes”, espoleada por el encarecimiento de los precios de la energía y de las materias primas. Esto, unido a los efectos de la sexta ola, está provocando una nueva caída del consumo y de la actividad, lo que está “reduciendo los márgenes de rentabilidad y productividad de las empresas”, cuya situación dista mucho de ser la de antes de la crisis.

“Llevamos casi dos años de pandemia, con escasas o nulas ayudas. En muchos casos, las empresas que han logrado sobrevivir llegan a 2022 al límite, sobre endeudadas, con la devolución de los ICO a la vuelta de la esquina y sin haber recuperado aún su actividad normal”, explica la secretaria general de la CGE, que asegura que la evolución de los próximos meses va a ser clave. “Si queremos que la tendencia del empleo siga siendo positiva y, sobre todo, si queremos que mejore la competitividad de nuestra economía, es esencial que tanto el Plan de Recuperación del Gobierno como los fondos europeos sean útiles para las empresas”.

La secretaria general de la CGE alerta de que Granada, además, tiene que hacer un esfuerzo extraordinario para competir con otras provincias. Pese a los buenos datos de empleo, “Granada ha cerrado el año como la cuarta provincia con mayor tasa de paro de España, con un 20,35% de población desempleada”. Según la EPA, solo Ceuta (26,86%), Cádiz (25,94%) y Jaén (20,37%) tienen una tasa mayor que la de Granada. “Si no queremos quedarnos atrás indefinidamente, tenemos que afrontar cuanto antes los grandes retos de Granada, entre ellos el déficit de comunicaciones y el diseño de una estrategia de provincia que, junto a nuestros sectores líderes, pivote en torno a la industria del conocimiento, a la innovación y a la salud”.

Granada reduce el paro un 4,7% y alcanza los 345.000 ocupados gracias al tirón del sector servicios y el turismo

28-10-2021. La temporada de verano ha sido un bálsamo para el mercado laboral granadino. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) confirman que el tercer trimestre del año -coincidiendo con el alivio de las restricciones, la apertura turística y el avance de la vacunación- ha mejorado sensiblemente todos los indicadores laborales.

Granada ha conseguido alejarse de la barrera de los 100.000 parados (98.300) tras reducir el desempleo un 4,7% (-4.900 personas). Se trata de la cifra de paro más baja desde el primer trimestre de 2020, justo cuando comenzó la crisis económica provocada por la pandemia. Además, la ocupación ha crecido en 2.400 personas (+0,7%), lo que eleva el número total de trabajadores a 345.800, la cifra más alta de empleo desde el primer trimestre de 2008.

“Estos datos demuestran que las empresas granadinas están haciendo todo lo posible para recuperar la actividad y el empleo”, asegura la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que apunta que la EPA, a pesar de ser positiva, deja algunas cifras “preocupantes” para la economía provincial.

El análisis de la ocupación por sectores desvela que el crecimiento del empleo se debe únicamente al sector servicios, que ha sumado 13.000 trabajadores en el tercer trimestre del año, hasta los 271.100. El resto de sectores ha visto descender la ocupación de forma significativa: la agricultura registra 2.400 ocupados menos (-7,4%); la industria cerró septiembre con 6.700 trabajadores menos (-20,4%); y la construcción también redujo un 8,5% la ocupación (1.700 empleados menos).

“El tercer trimestre del año ha sido bueno para el empleo por la fortaleza de nuestro sector servicios y del turismo. Pero esto también significa que, una vez terminada la temporada alta, es previsible que nos enfrentemos a un nuevo aumento del paro”, lamenta la secretaria general de la CGE, que alerta de que “vienen meses complicados” para las empresas granadinas.

“El tejido empresarial granadino arrastra todavía las secuelas de la pandemia y, en ese escenario, está afrontando un incremento de los costes empresariales derivados de la crisis de materias primas, la subida de la luz o la puesta en marcha de medidas políticas que no se corresponden con la realidad económica”, asegura María Vera, que recuerda que muchas empresas tienen ya problemas de falta de liquidez y de solvencia, una situación que se agravará con la activación de la devolución de los préstamos ICO.

La secretaria general de la CGE indica, además, que la buena evolución de los indicadores laborales no significa necesariamente que Granada haya ganado en competitividad. “Por desgracia, Granada sigue siendo una de las provincias con mayor tasa de paro de España”. Con un 22,13%, la tasa de paro granadina se sitúa muy por encima de la nacional, del 14,57%. Además, es una de las diez provincias españolas con mayor porcentaje de población desempleada, solo por detrás de Huelva (26,79%), Las Palmas (24,27%), Santa Cruz de Tenerife (23,48%), Cádiz (23,16%), Sevilla (23,05%), Córdoba (22,92%) y Jaén (22,59%).

Granada crea 10.000 empleos en el segundo trimestre de 2021 y alcanza el nivel de ocupación más alto desde 2008

29-07-2021. El segundo trimestre de 2021 ha sido muy positivo para el mercado de trabajo de Granada. La ocupación, que ha crecido un 3% respecto al primer trimestre del año, ha alcanzado su nivel más alto desde 2008, con 343.400 trabajadores en activo. En los últimos tres meses, a medida que se han flexibilizado las restricciones a la actividad económica impuestas para atajar la pandemia y ha avanzado el proceso de vacunación, el mercado laboral granadino ha generado 10.000 puestos de trabajo.

“La fuerte creación de empleo que recoge la Encuesta de Población Activa (EPA) es un reflejo de que nuestro mercado de trabajo está volviendo a la normalidad, y de que las empresas, pese a las muchas dificultades a las que se enfrentan después de tantos meses de actividad e ingresos bajo mínimos, están empezando a recuperar el optimismo”, indica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera.

Ese optimismo también ha provocado un importante aumento de la población activa (personas en edad y disposición de trabajar), que ha sumado 11.800 personas (+2,7%) en el último trimestre. De hecho, el crecimiento de la población activa explica que, pese a la buena marcha de la ocupación, el paro haya repuntado un 1,8% en el segundo trimestre del año, alcanzando los 103.200 desempleados.

“La economía de Granada está generando muchas oportunidades laborales, pero no son suficientes para absorber toda la nueva demanda”, indica Vera, que recuerda que las empresas “están haciendo un esfuerzo extraordinario para retomar la actividad y recuperar el empleo, pese a que están muy debilitadas y endeudadas después de casi un año y medio sobreviviendo sin apenas ayudas”, explica Vera. “El tejido empresarial necesita apoyo para mantener esta tendencia en el tiempo. Es vital que no dejemos caer a ninguna empresa más”.

El sector servicios es el que ha registrado mejor comportamiento en términos laborales, con 12.300 nuevos ocupados (+5,2%), hasta alcanzar los 258.100, una cifra que retrotrae al sector al nivel de empleo previo a la crisis. También ha mejorado la ocupación en la industria, con 200 trabajadores más, hasta alcanzar los 32.900 con los que ha cerrado el año. La construcción, sin embargo, ha reducido un 5,2% el número de ocupados (19.900, 1.100 menos que en el primer trimestre del año); mientras que la agricultura también ha reducido el empleo un 3,8% (32.600 trabajadores, 1.300 menos).

La evolución de la tasa de paro deja una “sensación agridulce”. Por un lado, Granada ha conseguido reducir la tasa de paro al nivel más bajo desde que comenzó la crisis del coronavirus. Pero, por otro, con una tasa de paro del 23,1%, Granada sigue ocupando los primeros puestos del ranking de provincias más afectadas por el desempleo. Según la información de la EPA, Granada es la sexta provincia española con mayor tasa de paro, solo por debajo de Santa Cruz de Tenerife (25,61%), Cádiz (25,55%), Jaén (24,25%), Ceuta (24,2%) y Las Palmas (23,86%).

Granada reduce el paro un 4,9% y crea más de 10.900 puestos de trabajo gracias al tirón de servicios y agricultura

29-04-2021. La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística confirma que Granada ha sido capaz de plantar cara a la cuarta ola del coronavirus y a las restricciones de actividad que han marcado buena parte del primer trimestre del año. Con 101.400 desempleados, la provincia ha estrenado 2021 con una reducción muy significativa del paro, del 4,9% (5.200 parados menos). Además, en estos tres primeros meses del año se han creado 10.900 puestos de trabajo, alcanzando los 333.400 ocupados (un 3,4% más que en el último trimestre de 2020).

“La fortaleza del sector servicios y el tirón de la agricultura son los dos factores que explican la mejora de nuestro mercado de trabajo”, ha explicado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera. Granada, al contrario de lo que ha sucedido en el territorio nacional, donde la ocupación ha caído de forma significativa, ha logrado cerrar en positivo el primer trimestre del año. “Pese a las limitaciones, nuestro sector servicios ha conseguido crear 7.800 puestos de trabajo (+3,3%) y la agricultura ha sumado también 2.500 empleos (+7,9%)”, indica Vera, confiando en que el turismo, la hostelería y el comercio consigan apuntalar la recuperación del empleo en los próximos meses.

“El segundo trimestre del año es clave para Granada. Aun siendo conscientes de que no podemos aspirar a tener una temporada alta como las de antes de la pandemia, esperamos que la mejora progresiva de la situación sanitaria y la apertura de la movilidad entre provincias nos permita seguir creando empleo y reduciendo las cifras de paro”, apunta la secretaria general de la CGE.

Pese a los buenos datos de este primer trimestre del año, a Granada “le queda mucho camino” para recuperar el empleo previo a la pandemia. En comparación con la EPA del primer trimestre de 2020 (que apenas reflejó el impacto del estado de alarma), la provincia tiene todavía un 27,9% más de paro (22.100 personas) y un 0,9% menos de empleo (-3.100 ocupados).

Además, aunque se ha reducido de forma significativa en los últimos meses, la tasa de paro, que alcanza el 23,32%, sigue siendo “muy preocupante” para Granada. “Nuestra tasa de paro es mayor que la andaluza (22,54%) y mucho más elevada que la de España (15,98%). De hecho, estamos entre las diez provincias españolas con mayor tasa de paro, solo por detrás de Ceuta (28,52%), Cádiz (27,05%), Las Palmas (25,18%), Santa Cruz de Tenerife (25,18%), Sevilla (23,81%) y Cáceres (23,58%)”.

“Los empresarios estamos convencidos de que la mejor garantía para recuperar la actividad y el empleo son los planes de vacunación. Para una provincia como Granada es clave que se relajen las restricciones de movilidad, y eso solo será posible si aumenta el porcentaje de población inmunizada”, ha apuntado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios, que ha pedido a las administraciones que agilicen el proceso lo máximo posible para recuperar la normalidad cuanto antes.

Granada cierra 2020 con un 27,2% más de paro tras destruir 19.500 puestos de trabajo

28-01-2021. Granada ha cerrado 2020 con un 27,2% más de paro y la destrucción de 19.500 puestos de trabajo. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que Granada ha salido del primer año de la pandemia con un mercado laboral “muy debilitado”, incapaz de reponerse a las restricciones de actividad y las limitaciones impuestas por las administraciones para frenar los contagios. La buena evolución del último trimestre del año –en el que se ha recuperado empleo y se ha reducido la cifra de parados-, “no ha sido suficiente para compensar un año funesto para la economía, las empresas y el empleo”.

Así lo ha indicado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que ha recordado que la provincia ha experimentado el mayor incremento interanual del paro desde 2012. Al cierre del año, Granada registraba 106.600 desempleados, 22.800 más que hace justo un año. En cuanto a la ocupación, la provincia ha pasado de 342.000 trabajadores en activo a 322.500, 19.500 menos (-5,7%). “Los datos de la EPA demuestran que estamos lejos de la recuperación y que las medidas adoptadas hasta la fecha para ayudar a la empresa y frenar el desempleo no están siendo suficientes”, apunta Vera.

La consecuencia directa del aumento del paro y el recorte de la ocupación ha sido el incremento de la tasa de paro, que ha escalado hasta el 24,84% después de tres años de moderación. “Es la primera vez desde 2016 que cerramos un ejercicio con un aumento interanual de la tasa de paro”, ha explicado la secretaria general de la CGE, lamentando que Granada, de nuevo, sea “una de las provincias españolas más castigadas por el deterioro del mercado de trabajo”. Según los datos de la EPA, Granada es la cuarta provincia con mayor tasa de paro de todo el territorio nacional, solo por detrás de Huelva (que registra una tasa de paro del 27,16%), Las Palmas (25,88%) y Cádiz (24,91%).

“Desde la CGE vemos con gran inquietud el hecho de que nos estemos quedando atrás. La incidencia del virus en la provincia, la dureza de las restricciones a la actividad económica y la falta de medidas que compensen las limitaciones impuestas por los distintos gobiernos están teniendo un efecto devastador en las empresas y, en consecuencia, en el empleo”, ha recordado Vera, insistiendo en que la única vía para evitar una recesión aún más profunda es “salvar a la empresa”. Las administraciones, tanto las locales como las provinciales, las regionales y las nacionales, “tienen todavía mucho por hacer en materia de ayudas directas a los sectores más afectados, beneficios fiscales y exenciones de tasas e impuestos”.

Granada suma 7.200 desempleados y alcanza una tasa de paro del 25,94%, la tercera más alta de España

27-10-2020. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran que el mercado de trabajo granadino continúa herido de gravedad como consecuencia de la crisis del coronavirus. Granada ha cerrado el tercer trimestre del año, que suele ser uno de los mejores para el mercado de trabajo al coincidir con la temporada de verano, con una nueva subida del desempleo del 7,13% (7.200 parados). Este incremento deja a la provincia con un total de 108.100 desempleados y una tasa de paro del 25,94%, la tercera más alta de todo el país, por detrás de Jaén (27,44%) y Almería (26,55%).

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, indica que estos datos confirman la precaria situación que afrontan las empresas granadinas, particularmente afectadas por el desplome de la actividad turística, que se deja notar en mayor o menor medida en todos los sectores de actividad. “Volvemos a tener la tasa de paro más alta desde 2017 y volvemos a estar a la cola de Andalucía y España”, ha lamentado Vera, que recuerda que la pandemia ha mandado al paro a 28.800 granadinos, fruto de la caída en picado de la actividad y el cierre de empresas.

La Encuesta de Población Activa apunta que la desescalada del confinamiento (la EPA del segundo trimestre del año coincidió con los meses más duros del estado de alarma) ha provocado también un repunte de la ocupación del 3,3%, creando 9.900 puestos de trabajo y elevando la cifra total de ocupados hasta los 308.700. Este dato tiene mucho que ver con el aumento de la población activa, que ha sumado 17.100 personas (en total, son 416.800) respecto al segundo trimestre del año.

“La mejora de la ocupación es sin duda una buena noticia, pero también demuestra que el mercado de trabajo granadino no es capaz de absorber el aumento de la población activa. Por eso se han creado nuevos puestos de trabajo, pero también ha crecido el paro”, indica María Vera, que recuerda que aún tenemos 27.800 ocupados menos que en el primer trimestre del año.

La  secretaria general de la CGE asegura que los próximos meses, con el nuevo estado de alarma y las restricciones de movilidad, pueden ser “muy duros” para las empresas y los trabajadores. “Necesitamos ya nuevas medidas de apoyo que nos permitan adaptarnos a un otoño y a un invierno que sin duda serán muy complicados. Si no nos anticipamos a esta nueva ola con planes específicos para los sectores más perjudicados y medidas que aseguren la liquidez de las pymes, en unos meses estaremos hablando de despidos y cierres en lugar de ERTES”, señala María Vera.

La crisis del COVID-19 se lleva por delante 37.700 empleos y convierte a Granada en la segunda provincia con mayor tasa de paro

28-07-2020. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística son desastrosos para el mercado laboral granadino y muestran el enorme impacto que la crisis del COVID-19 ha tenido en la actividad económica de la provincia. En solo un trimestre, Granada ha sumado 21.600 desempleados, pasando de los 79.300 del primer trimestre del año a los 100.900 que recoge la última EPA. Este incremento del 27,2%, que supone la subida más alta del paro desde 2012, no es el único dato negativo que recoge la EPA del segundo trimestre del año: en este periodo la pandemia también se ha llevado por delante 37.700 puestos de trabajo.

En este caso, las cifras de ocupación son el mejor reflejo de la situación que atraviesa nuestro tejido productivo. La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, explica  que “Granada ha experimentado la mayor caída trimestral de la ocupación de toda la serie histórica”, que se remonta al año 2002. La provincia cuenta con 298.800 ocupados, un 11,20% menos que en el primer trimestre del año, cuando registraba 336.500. “Ni siquiera en la gran crisis de 2008 sufrimos una caída tan brusca de la ocupación en un solo trimestre. Esto sin duda demuestra lo difícil que está siendo recuperar la actividad tras la paralización decretada con el estado de alarma”, asegura.

Todos los sectores han experimentado un descenso del número de ocupados, desde la construcción y la industria (1.800 y 2.900 trabajadores menos, respectivamente) hasta la agricultura (-6.700) y, sobre todo, los servicios, que han perdido en tres meses 26.300 trabajadores. “El segundo trimestre del año suele ser bueno para el mercado de trabajo gracias al comportamiento del sector servicios, que aumenta la ocupación por el inicio de la temporada alta turística. Este año, sin apenas turismo y con el consumo bajo mínimos, los datos son muy diferentes”, indica la secretaria general de la CGE.

La EPA también demuestra que Granada es una de las provincias que ha resultado más perjudicadas por la crisis desatada por la pandemia. La tasa de paro vuelve a superar el 25,24%, seis puntos más que en el primer trimestre del año. Este espectacular incremento (que también es el más alto de la serie histórica), sitúa a Granada en una clara situación de desventaja respecto al resto del territorio. La tasa de paro de Granada no solo supera la media andaluza (21,32%) y la nacional (15,33%), sino que la convierte en la segunda provincia española más afectada por el desempleo, solo por detrás de Jaén, que registra una tasa de paro del 25,63%.

“Es esencial que actuemos cuanto antes, que tomemos medidas de calado que nos permitan salir de la crisis en las mejores condiciones posibles. Desde la Confederación Granadina de Empresarios estamos trabajando junto a todas las instituciones de la provincia para allanar el camino de la recuperación. En esa línea, hemos tomado la iniciativa de constituir un Gabinete para la Reconstrucción, que creemos que puede ser un instrumento muy útil para agilizar la reactivación económica”, ha explicado María Vera.

X