Septiembre confirma el enfriamiento del mercado laboral con la mayor subida del paro desde 2017

03-10-2023. Los malos datos laborales continúan en septiembre: pese a que la afiliación se ha mantenido prácticamente igual que en agosto (+114 trabajadores), el mercado de trabajo ha sumado 1.700 desempleados (+2,24%), hasta los 77.671.

Septiembre se confirma como un mal mes para Granada en el terreno laboral. En toda la serie estadística del SEPE, no hay ni un solo mes de septiembre en el que no haya aumentado el desempleo.

Este comienzo del curso ha sido especialmente duro: el paro ha aumentado un 2,24%, la cifra más alta para un mes de septiembre desde 2017, cuando el desempleo experimentó un incremento del 2,38%.

Agricultura (-39 parados) y construcción (-89) son dos únicos sectores que no han contribuido al aumento del paro en septiembre. Sí aumenta el desempleo en industria (+61), en el colectivo sin empleo anterior (+304) y, sobre todo, en el sector servicios (+1.463).

El paro ha subido en Granada al mismo ritmo que en Andalucía (+2,29%), pero muy por debajo de la media nacional, donde el desempleo se ha incrementado un 0,73%.

En cuanto a la afiliación, la provincia ha cerrado el mes de septiembre con una media de 353.922 afiliados, 114 más que en agosto (+0,03%). La práctica ‘congelación’ del número de trabajadores en activo de Granada contrasta con la situación en Andalucía, donde la afiliación ha caído un 0,25%. En España, el número de afiliados también ha crecido ligeramente, un 0,09%. 

Valoración

El curso arranca con malos datos para el mercado de trabajo y la economía de Granada. “El enfriamiento que hemos venido registrando los últimos meses, desde mayo, nos ha dejado ‘tocados’ de cara al otoño. El incremento del paro de este mes de septiembre nos ha llevado de vuelta a la situación laboral que teníamos en abril, pese a que el noveno mes del año suele ser un buen mes para el turismo y para el sector servicios”, explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera.

Tanto la tibia evolución de los datos del paro durante el verano como el fuerte incremento registrado en septiembre demuestran que “la realidad de la empresa sigue siendo muy complicada”. “No se nos puede olvidar que llevamos dos años soportando un incremento de los costes sin precedentes, que está debilitando la capacidad de la empresa de mantener el empleo. Poner la diana en la empresa, con más impuestos, más cotizaciones y más trabas para su actividad, nos perjudica a todos”, apunta Vera.

Acceder

Por favor, escriba sus datos

Si aún no eres usuario del portal, Regístrate