Login / Registro

Granada registra el mejor arranque de año desde 2008 para el mercado de trabajo: el paro baja en 3.500 personas y se crean 2.300 empleos

25-04-2019. El mercado laboral granadino ha estrenado 2019 con buen pie. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en el primer trimestre del año la provincia ha conseguido reducir en 3.500 personas (-3,7%) el número de parados respecto al cierre de 2018, que ya fue muy positivo, y ha creado 2.300 nuevos puestos de trabajo (+0,7%). Esta evolución -que contrasta con la que se ha experimentado a nivel nacional, donde el paro ha crecido un 1,51%-, ha permitido a la provincia registrar el mejor arranque de año desde 2008. En conjunto, Granada registra al cierre del primer trimestre 92.000 desempleados y 332.500 ocupados.

Los datos son aún mejores si se toma como referencia la evolución del último ejercicio. Desde el primer trimestre de 2018, el paro ha bajado en Granada un 16,3% (-17.900 personas), mientras que el número de ocupados ha crecido un 2,05% (6.600 personas). “La evolución del primer trimestre de 2019 ha sido muy positiva y nos da motivos para pensar que estamos en el buen camino”, ha indicado el secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos, señalando que la tasa de paro, que se sitúa en el 21,67%, también arroja el registro más bajo desde el tercer trimestre de 2008. “Estamos consiguiendo mejorar y situarnos en niveles similares a los de Andalucía, donde la tasa de paro se ha situado en un 21,08%”, ha explicado Aribayos.

Sin embargo, hay un importante matiz que explica en buena medida la mejora de los datos de paro y ocupación: la evolución de la población activa. En el primer trimestre del año, el número total de activos (424.500) se ha reducido en 1.200 personas, un 0,28%. Esta cifra representa un 34% de la caída del desempleo, mientras que el aumento de la ocupación es responsable del 65,7% restante. Sin embargo, las cifras se invierten cuando se trata de la evolución anual. Los 17.900 parados menos que registra Granada respecto al primer trimestre de 2018 están estrechamente vinculados con la caída de 11.300 personas de la población activa, mientras que en este caso la ocupación solo ha sacado del paro a 6.600 personas. “Lo ideal sería que se redujera este desequilibrio y que el aumento del número de ocupados y la caída del desempleo evolucionaran de forma paralela. Esto indicaría a las claras que la recuperación es una recuperación real”.

Además, el secretario general de la CGE también ha señalado que, pese a la evidente tendencia positiva de los principales indicadores laborales, Granada sigue estando muy lejos de la tasa de paro media nacional, del 14,7%. Es más, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de paro de la provincia sigue estando entre las más elevadas de todo el territorio nacional, solo por detrás de las de Cádiz (26,80%), Melilla (25,92%), Badajoz (24,03%), Las Palmas (23,04%), Huelva (22,96%), Ceuta (22,31%) y Sevilla (22,02%). “Pese al camino que hemos recorrido desde que comenzó la crisis, no conseguimos salir del furgón de cola”, ha manifestado Luis Aribayos, que ha lamentado que seis provincia andaluzas aparezcan en ranking de las mayores tasas de paro de toda España (Córdoba y Jaén suceden a Granada, con tasas de paro del 21,05 y el 20,35%).

Granada cierra el año con la tasa de paro más baja de la última década y la creación de 7.900 puestos de trabajo

Es el sexto año consecutivo en el que la provincia consigue elevar el número de ocupados, alcanzando los 330.200

 

29-01-2019. 2018 se ha confirmado como el año de la recuperación laboral para la provincia de Granada. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística constatan que el mercado laboral granadino registra ya indicadores muy similares a los del inicio de la crisis económica. La tasa de paro, el número total de desempleados y de ocupados y la población activa arrojan cifras similares a las que se contabilizaban en los años 2007 y 2008, lo que, sin duda, es “una muy buena noticia” para la provincia. Así lo ha asegurado el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, que ha mostrado su satisfacción por unos datos que reflejan la mejora económica de la provincia.

Según la EPA del último trimestre de 2018, la provincia ha cerrado el año con 95.500 desempleados, 16.900 menos que hace justo doce meses. Esta importante reducción, del 15,03%, supone el mejor cierre de año desde 2007, cuando Granada apenas contaba con 56.600 desempleados. La tasa de paro, que alcanza ahora el 22,44% tras reducirse 3,5 puntos en el último año, también se sitúa al nivel de los primeros años de la crisis, ya que hay que retroceder hasta el tercer trimestre de 2008 para encontrar un porcentaje más bajo que el actual.

El presidente de la CGE destacó además que este “es el sexto año consecutivo en el que Granada consigue elevar la ocupación”. La provincia cuenta hoy con 7.900 trabajadores en activo más que hace un año, lo que supone un aumento del 2,4%. El total de ocupados granadinos, que alcanza los 330.200, constituye también la cifra más elevada desde el cierre de 2007 (por entonces la provincia registraba 352.300 trabajadores).

“Hemos conseguido que baje el desempleo y que se creen nuevos puestos de trabajo. Poco a poco estamos recuperando los niveles laborales que habíamos perdido con la irrupción de la crisis”, ha indicado el presidente de la CGE. Sin embargo, Gerardo Cuerva apunta que los datos de la EPA siguen arrojando “bastantes motivos de preocupación” para los empresarios granadinos.

“Nos habría gustado que el aumento del empleo registrara un ritmo similar al descenso del paro”, señala el presidente de la CGE, recordando que el desequilibrio que se ha dado en el último año (el paro ha caído un 15,03% mientras que la ocupación solo ha aumentado un 2,4%) se explica por la importante caída de la población activa. Granada contaba al cierre de 2018 con 425.700 granadinos en disposición y edad de trabajar, 9.000 menos que hace un año. “El descenso de la población activa, por tanto, ha tenido más peso que la creación de empleo en el descenso final del número de parados”, indica Gerardo Cuerva. Solo un 46,7% de los 16.900 parados menos que registraba Granada al cierre del año está vinculado con la creación directa de puestos de trabajo.

Otro motivo de preocupación constante para los empresarios granadinos es la brecha que sigue habiendo entre Granada y buena parte del territorio nacional, que queda claramente reflejada en la tasa de paro. La provincia cuenta con un 22,4% de población en situación de desempleo, un porcentaje que supera tanto la media andaluza (21,26%) como la media nacional (14,45%), con la que mantiene casi ocho puntos de diferencia. Pese a la paulatina reducción que se ha registrado en los últimos años (la tasa de paro alcanzó el 38,25% en el año 2013), Granada sigue arrojando una de las tasas más elevadas de toda España. De hecho, al cierre de 2018 solo Cádiz (27,35%), Badajoz (24,10%), las ciudades autónomas de Ceuta (24,02%) y Melilla (23,85%), Huelva (22,79%) y Córdoba (22,47%) registraban una tasa de paro más alta que la de Granada.

“Los granadinos no solo debemos aspirar a recuperar la situación de partida en la que nos encontrábamos antes de la crisis (al cierre de 2008 Granada era la segunda provincia con mayor tasa de paro), sino que tenemos que luchar por mejorarla y por recortar la distancia que todavía hoy nos separa de las provincias líderes de Andalucía y del conjunto del territorio nacional”, ha indicado el presidente de la CGE.

X